Aunque hay incertidumbre, las medidas financieras anunciadas por la nueva administración federal deberán ser positivas y favorecer los créditos a la actividad productiva, explica el fundador de la fintech Creze, David Lask.

Para una pyme, acceder a créditos bancarios es una misión imposible. Las fintech llegaron hace varios años con la misión de emparejar el terreno, usando la tecnología para agilizar los servicios financieros en un marco legal y transparente.

El reto es mayúsculo: mientras en Estados Unidos el crédito como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) es del 120 por ciento, en México equivale al 30 por ciento. Con esta cifra, David Lask nos refiere la magnitud de la exclusión financiera, cuyas grandes víctimas han sido las mipymes.

El fundador de la fintech Creze explica para Experto PYME cuál es la perspectiva para la inclusión financiera en el 2019 y en la administración federal que recién inicia. Si bien existen elementos de incertidumbre, es posible anticipar un crecimiento en los créditos para pymes por 3 razones: el apoyo a las fintech, las medidas para promover el pago electrónico y el impulso al mercado de valores.

1. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció medidas para la inclusión financiera, como la posibilidad de que los adolescentes abran una cuenta bancaria a su nombre, un nuevo método para el pago electrónico y un programa de tandas para microempresarios, ¿qué opinas?

“Hay bastante incertidumbre. Todavía no se sabe bien cómo va a estar la política del nuevo gobierno. El tema de las tandas le pega al sector financiero tradicional y a quienes manejan modelos similares. De la misma manera, reducir las comisiones bancarias es un tema que al final no se cumplió, pero sí estuvo sobre la mesa.

“En la banca tradicional, se van a abrir más las ventajas para el consumidor en términos de condiciones, de servicio… Podrá haber algunas ventajas porque sí van a tener que asumir más riesgos.

“Para las fintech, el mensaje me parece bastante positivo, ya que sí muestran esa intención de que los nuevos modelos sean más inclusivos y le den más peso a productos financieros que actualmente no tenían”.

2. ¿Qué esperas para el mercado de las fintech?

“Se podrían esperar buenas noticias para las fintech porque sí llevan la bandera de inclusión, de hacer los productos menos costosos para los clientes y poder llegar a un sector que anteriormente no se podía”.

3. En particular, el programa de tandas para microempresarios generó reacciones negativas porque el préstamo sería de 6 mil pesos, ¿lo consideras útil?

“Sí tiene utilidad porque incentiva el ahorro y es algo que hace falta en México. Es algo que ya se usa de cualquier manera. La problemática es que no es un ahorro que te esté generando intereses. Todo dependerá de cómo salga el modelo. El riesgo es que no sea un producto institucional, con una estructura que pueda defender a alguien que tenga un problema”.

4. ¿Competirá este nuevo instrumento con las cajas de ahorro?

“No, porque son diferentes instrumentos. Las cajas de ahorro son institucionales y no siempre tienen la misma disponibilidad. Las tandas son para quienes no tienen acceso a las cajas de ahorro”.

5. ¿Cómo ves el impulso al mercado de valores y a la bancarización?

“El impulso al mercado de valores es algo que hacía falta. Es algo sabido que en México la mayoría de las empresas no pueden acceder a la bolsa de valores. Abrir la bolsa a otras empresas es muy apropiado. Es algo que tenía que pasar.

“La bancarización es uno de los principales objetivos de todo el sector fintech. Todo esto lo veo bastante positivo en términos del empuje que le quiere dar el gobierno actual. Con esta bancarización promueves la educación financiera y también reduces el espacio para operaciones ilegales, pues les das trazabilidad a las operaciones que se realicen”.

Las metas de Creze

La fintech Creze se propone seguir ampliando la cobertura de sus servicios, afinar la calidad de su servicio y agilizar sus procesos de otorgamiento de créditos hasta en un 50 por ciento, a través de la automatización.

“Estamos muy enfocados en darle al cliente el mejor servicio que pueda encontrar, en términos de calidad y eficiencia”, subrayó Lask. Asimismo, continuarán abriendo el acceso a productos financieros, para que cada vez más pymes cuenten con capital de trabajo.

 

Caja de herramientas

El Programa federal de Impulso al Sector Financiero

Objetivo Descripción
Extender inclusión financiera hacia los jóvenes Adolescentes entre 15 y 17 años podrán abrir su primera cuenta de débito. Se espera incluir a 7 millones de jóvenes.
Aumentar capacidad de crédito y bancarización de la población Todos los trabajadores podrán emplear sus cuentas de nómina para pagar cualquier crédito.
Bancarizar a población marginada Bansefi se convertirá en el Banco del Bienestar y tendrá presencia en municipios marginados y zonas con bajo acceso a la banca
Bancarizar a pequeños negocios y consumidores, reducir uso de efectivo Para disminuir el uso de efectivo, se espera que en octubre se lance una nueva plataforma de pagos electrónicos, que se usará en teléfonos móviles.
Impulsar el mercado de valores Se crearán incentivos para ingresar al mercado de valores. Se espera la consolidación de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA). 

Fuente: Programa de Impulso al Sector Financiero