Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Pocas actividades son tan estratégicas para un negocio, como hacer un presupuesto. Conoce los conceptos que necesitas para elaborar el del 2020.

Es octubre y seguramente tus equipos de trabajo están revisando los resultados al tercer trimestre del año, y elaborando ya los presupuestos para el 2020.

Por ello, es muy importante considerar las expectativas de los principales indicadores macroeconómicos para el 2020, además de los resultados obtenidos durante este 2019.

Sin embargo, primero quiero que tengas claro por qué y para qué la programación presupuestal. Te aseguro que tu chequera y, sobre todo, los resultados financieros de tu empresa, te lo agradecerán.

¿Qué es programación presupuestal?

Es justo lo que recién hizo la Secretaría de Hacienda al elaborar un Proyecto de Presupuesto de Egresos, la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación, y las iniciativas de Decretos en materia fiscal, que permitirán un mejor funcionamiento del Gobierno federal para el 2020.

Entonces, la programación presupuestal es asignarle números al desempeño esperado que tendrá tu negocio el siguiente año, en materia de ingresos y de gastos.

Es decir, se trata de conjugar la estrategia con la planeación: asignar recursos, tiempos y responsabilidades, para alcanzar las metas planteadas para el siguiente año.

Elementos por considerar

¿Cómo hacer un presupuesto? Todo deberá ser en función de los resultados obtenidos durante el año actual, así como del entorno económico, político y legal, principalmente, que se proyecta para el 2020.

Pocas actividades son tan estratégicas para un negocio, como hacer un presupuesto. Es muy relevante su elaboración, porque significa que tu negocio no irá a la deriva, sino que sigue un rumbo definido.

Disponer de una programación presupuestal sirve para medir tus operaciones y llevar control en la ejecución de los recursos económicos. Como dirían en mi pueblo, para evitar que las “cabras se vayan al monte”.

¿Y si no se cumple?

Disponer de un Proyecto de Presupuesto para el 2020 te aseguro que te permitirá tener claridad en tus objetivos y mayor compromiso hacia tu negocio. Sobre todo, darás confianza a tus colaboradores porque sabrán que tienen un capitán que sabe cómo tripular el barco.

Durante el año surgen situaciones ajenas al negocio, es decir, que están fuera del control de la empresa; por eso la importancia de la revisión de los resultados en cada trimestre, para trazar nuevos rumbos.

Nada es seguro, mis estimados lectores, sólo que un día moriremos. Sin embargo, mientras eso ocurre, demos orden a las operaciones, a los objetivos, a la disposición y uso de los recursos.

Y lo mismo aplica para la casa. Tan importante es que el Gobierno y las empresas realicen sus programaciones presupuestales, como también los hogares porque les permite definir objetivos y generar mayor compromiso. Créanlo, hay más admiración y amor.

No seas de la estadística

Demuestra tu capacidad de planeación y no seas parte de la estadística que evidencia que el 65.6 por ciento de los dueños de una micro, pequeña y mediana empresa del país no monitorean indicadores de desempeño.

Según datos de INEGI pertenecientes al 2018:

  • De las pequeñas y medianas empresas, solamente el 8.8 por ciento monitorea 10 o más indicadores de desempeño. Y solo el 14.4 por ciento monitorea entre 1 y 2 indicadores.
  • Entre las microempresas, sólo el 2.7 por ciento monitorea 10 o más indicadores; y el 15.5 por ciento monitorea entre 1 y 2 indicadores.

Lo he dicho y lo repetiré hasta el cansancio: los números marcan el camino, deben estar presentes en el día a día de nuestros negocios para la mejor toma de decisiones.

No te conformes con ser eternamente el dueño de una micro o pequeña empresa. No seas de esa estadística. Y si no sabes cómo, prepárate y toma un taller o diplomado.