Tiempo estimado de lectura: 3 min.

El banco formalizó su relación con la aceleradora 500 Startups para dar mentoría en mercadotecnia, big data y desarrollo de producto. Además, las fintech podrán trabajar en pruebas piloto.

Los emprendedores de la aceleradora 500 Startups no sólo podrán acceder a los mentores de Sillicon Valley, sino que también serán asesorados por BBVA Bancomer en temas como big data, desarrollo de producto y mercadotecnia.

El capítulo mexicano de la aceleradora estadounidense formalizó su relación con la institución bancaria, mediante un convenio de colaboración. Se trata de la primera alianza en su tipo para la aceleradora, señaló Santiago Zavala, inversionista de 500 Startups.

Esperan proyectos para la próxima generación

El próximo 3 de febrero vence la convocatoria para recibir los proyectos de la décima generación de startups, que arranca el 1 de abril. Los requisitos son que provengan de Latinoamérica, empleen tecnología en sus productos o servicios y manejen modelos escalables.

Estos son algunos de los beneficios a los que podrá acceder la nueva generación, que será de 12 startups:

  • Programa de aceleración de 16 semanas
  • Inversión de 60 mil dólares por parte de 500 Startups
  • Mentoría de expertos de Sillicon Valley
  • Asesoría y mentoría de BBVA Bancomer

Echan la mano a fintech

La fintech mexicana OpenPay inició como una startup tecnológica, ofreciendo un procesador de servicios de pago. Tras realizar varias pruebas piloto con BBVA Bancomer, el banco decidió adquirirla.

BBVA Bancomer cuenta con diversos programas, como Open Sandbox, para trabajar con startups fintech.

Para la institución financiera ya no es una novedad el trabajo con startups. De hecho, cuentan con un proceso bien estructurado para hacer pilotos con estas compañías, explicó Carlos López-Moctezuma, director de Estrategia de Banca Retail y Nuevos Negocios Digitales.

Primero, el banco identifica necesidades sobre tipos de producto y canales. Posteriormente, lanza una convocatoria a través de su programa Fast Track. Finalmente, selecciona a las fintech que mejor respondan a sus necesidades para iniciar pruebas pilotos que duran seis meses.

Las fintech que se integren a 500 Startups podrán seguir este proceso con el banco, una vez que hayan concluido su proceso de aceleración. “Los pilotos serán posteriores al proceso de aceleración, para no asfixiar a las compañías con pruebas hasta de 200 mil clientes, que para nosotros pueden ser pocos, pero para ellos podría ser complejo”, aclaró López-Moctezuma.