Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Reclutar a los trabajadores idóneos toma tiempo, pues pocos aspectos son tan críticos como contratar al mejor personal.

Encontrar y tener el personal adecuado es uno de los temas que más afecta a las pymes y a los emprendedores. En muchas pymes hay una muy alta rotación de personal.

Y es que hay un problema de fondo que es como un mal hábito y trae una inercia fuerte: normalmente, “urge” la persona; pero, por otro lado, no se tiene el tiempo ni la paciencia de encontrar a alguien nuevo y se prefiere conformarse con el que se tiene, ya que “no es tan malo”.

El problema de esto es que le cuesta mucho trabajo y dinero a la empresa. Incluso, el desgaste de tener a un mal empleado puede ser hasta emocional para el dueño.

¿Qué hacer?

Primero, parar y empezar a hacerlo diferente: al revés. En lugar de contratar rápido a quien sea por cubrir pronto el puesto, es importante enfocarse en un buen proceso de selección de personal, que tenga la cantidad de entrevistas y la investigación adecuada.

Son indispensables varios filtros para encontrar al ideal. Son necesarias, muy necesarias, las entrevistas con las referencias, pero bien hechas, no sólo por encimita. Para esto, se necesita una metodología y paciencia. Y la segunda es más difícil que la primera.

Contratar a los mejores colaboradores

Hay que tomar en cuenta que los mejores colaboradores, conocidos como “A players”, colaboradores de excelencia, son más difíciles de encontrar porque la mayoría de estos “A players” ya tienen trabajo. Y en las empresas donde trabajan actualmente no los sueltan.

La buena noticia es que ¡sí hay! Todos hemos trabajado con alguien o al menos conocemos a alguien que es un A player, ¿te imaginas cómo seria tu empresa si todos tus colaboradores o -al menos el 80 por ciento- fueran A players?  ¡Sí se puede!

Las 4 entrevistas básicas

Es necesario empezar a dedicarle tiempo a encontrar a los “A players”, poner filtros en un sistema de selección de personal y hacer las entrevistas necesarias. Se recomiendan al menos cuatro:

1. De filtrado
2. Top Grading
3. Entrevista más enfocada
4. De referencias

En todas tiene que haber una participación muy activa de quien será el jefe del candidato y también del director general. En estas entrevistas, hay que ir a fondo en las preguntas, pedir ejemplos, pedir ser muy específicos.

Si se le dedica tiempo y paciencia a buscar estos colaboradores, sí se pueden encontrar. Y lo mejor es que entre más de estos “A players” tengas en tu empresa, atraerán a otros como ellos.  Esto te permitirá entonces “despedir rápido” a los que le están costando tiempo y dinero a tu empresa.