Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Contratar personal es una tarea compleja: vale la pena tomarse el tiempo y el esfuerzo para mejorar tus posibilidades de éxito.

Uno de los problemas comunes de las pymes, al momento de contratar personal, es que contratan rápido y despiden lento, cuando debe ser al revés.

Para empezar, evalúa en este momento de tu empresa qué tan “rápido” puedes despedir en realidad.

Enseguida, implementa los procesos que te lleven a realizar una contratación lenta, pero adecuada, del personal. Desde Helpi Coaching, te sugerimos tomar en cuenta estos pasos básicos.

1. Elabora un manual o perfil de puesto

Describe detalladamente todo lo que esperas de esa persona: cómo debe ser, actitudes y aptitudes, qué tareas específicas va a desarrollar, cómo realizarás su evaluación de desempeño, entre otros aspectos que puedes añadir según el tipo de puesto.

2. Involucra a tus mejores colaboradores

Ahora, busca recomendaciones de colaboradores que sean lo que llamamos A players es decir, colaboradores que sean como el mejor colaborador que hayas tenido.

Las personas se juntan con otros igual que ellos, así que si tienes un A player es más probable que conozca otros A players.

3. Realiza las entrevistas

Tómate tu tiempo para hacer los filtros necesarios: haz al menos tres entrevistas detalladas y muy específicas:

  1. La primera puede ser por teléfono para un primer filtrado
  2. Una segunda entrevista presencial, para saber sobre sus trabajos anteriores, su familia, su entorno, etc.,
  3. Finalmente, una entrevista para asegurarte que esa es la persona que necesitas para el puesto que tú necesitas. Puede ser que tengas un A player pero no para el tipo de trabajo específico que tú necesitas.

4. Pide referencias antes de contratar personal

No olvides las referencias, pues son clave en el proceso de reclutamiento de personal.

El candidato debe facilitarte los datos para comunicarte con las referencias, deben ser por lo menos 7 referencias: 3 jefes anteriores y 4 colegas o 3 jefes anteriores, dos colegas y dos subordinados en el caso de que el puesto vaya a tener subordinados.

Es muy importante que tú como dueño de la pyme hagas algunas de estas entrevistas con las referencias, para que puedas detectar situaciones o palabras importantes que de otro modo tu encargado de recursos humanos podría dejar pasar.

Es largo, toma su tiempo, pero vale la pena contratar lentamente a tu personal. Una vez que empieces a tener más A players en tu empresa, ahora sí puedes empezar a despedir rápido.

¿Cuándo despedir a un colaborador?

Además de cómo y cuándo contratar personal, otra interrogante que hace pensar mucho a los dueños de pymes es cuándo despedir a un colaborador.

Es un tema difícil, pero necesario. No existe como tal un proceso, documento o metodología propia para tomar una decisión así. Lo que sí puedes hacer es tomar la mayoría de los factores relacionados al respecto, por ejemplo:

  • ¿Esa persona cumple con sus actividades (según su manual o perfil de puesto)?
  • ¿Ha faltado al reglamento de la empresa?
  • ¿Te alcanza para pagarle?
  • ¿Qué tanto valor le agrega a la empresa?

Algo más que te puede ayudar en esta decisión es tener una junta mensual de retroalimentación con cada una de las personas que te reportan directamente. Ahí puedes ir viendo cómo van y sus áreas de oportunidad.

Finalmente, te recomendamos leer este artículo sobre El proceso de selección de personal, en 11 pasos, sobre el método Top Grading.