Tiempo estimado de lectura: 3 min.

La fecha límite para la sustitución patronal es el 24 de julio. Tras finalizar el outsourcing, las empresas asumirán más costos y carga administrativa.

A consecuencia de la reforma legal en materia de subcontratación, las empresas mexicanas que recurrían al outsourcing ahora están reestructurando sus nóminas y salarios para asumir el alza en costos y carga administrativa.

Desde hace tres meses, el régimen de servicios especializados tiene prohibido el outsourcing y solo permite la tercerización de servicios que no formen parte de la actividad principal u objeto social de la empresa.

De hecho, el próximo 24 de julio vence el plazo para que los empleadores realicen la sustitución patronal, respetando la antigüedad de los trabajadores al finalizar la subcontratación.

Para más información sobre los cambios al régimen de subcontratación, se recomienda visitar el artículo «Outsourcing, qué es y por qué fue reformado«.

Carga administrativa tras finalizar la subcontratación

El costo financiero de finalizar la subcontratación y asumir la nómina directa es variable, dependiendo de las prestaciones manejadas por cada centro laboral. Pero, en general, comprende el costo que implica una relación laboral en el país.

Según un recuento detallado de IDC Online, este costo puede dividirse en el mínimo legal y el fiscal.

1. Costo mínimo legal del trabajador, compuesto por los rubros:  

  1. Salario
  2. Aguinaldo proporcional
  3. Vacaciones proporcionales del periodo
  4. Prima vacacional
  5. PTU proporcional
  6. Cuota patronal por:
  7. Prestaciones en especie
  8. Gastos médicos para pensionados y beneficiarios
  9. Prestaciones en dinero
  10. Seguro de invalidez y vida
  11. Guarderías y prestaciones sociales
  12. Seguro de riesgos de trabajo
  13. Aportaciones de vivienda
  14. Cuota patronal del ramo retiro del seguro de retiro
  15. Cuota patronal por ramo de cesantía en edad avanzada y vejez
  16. Cuotas mensuales al IMSS
  17. Cuotas bimestrales al IMSS
  18. Costo por sueldo y prestaciones legales

2. Costo fiscal de la nómina, compuesto por:

  1. Impuesto sobre nóminas
  2. Aguinaldo gravado
  3. Prima vacacional gravada
  4. PTU gravada

Entonces, el costo total de la nómina resulta de sumar el costo mínimo legal con el costo fiscal. Desde el 2014, los patrones están obligados a emitir CFDI de nómina, para que sean deducibles a efectos del ISR.

Adicionalmente, un factor para no perder de vista al calcular el costo de la nómina, es el impacto de la absorción de estos trabajadores en el reparto de utilidades, en los términos del artículo 117 y 127 de la Ley Federal del Trabajo.

Medidas de las empresas tras la reforma al outsourcing

De acuerdo con El Economista, el 78 por ciento de estas compañías realizarán sustitución patronal o reubicación de los trabajadores a otra empresa. Otras medidas son:

  • Nómina directa.
  • Traslado de la nómina a otra razón social.
  • Contratación en modelo de subcontratación y fusión de empresas.

En las empresas que realizarán sustitución patronal, el 34 por ciento planea armonizar su esquema de percepciones, según el mismo medio.