Tiempo estimado de lectura: 3 min.

En los tiempos duros, necesitamos ver los problemas desde otros ángulos e implementar acciones que no habíamos hecho. Es decir, requerimos de la creatividad.

En esta ocasión, quiero comenzar por citar a Jim Rohn, quien afirma que las crisis tienen tres cosas:

  • Una fecha de caducidad
  • Una solución
  • Una enseñanza para tu vida

Específicamente, me quiero centrar en los dos últimos ítems: una solución y una enseñanza. Tal vez, nos parezca obvio que, si hay una solución, entonces hubo una enseñanza. Pero… ¿cómo crear esa solución?

Por lo general, cuando nos sentimos ahogados en problemas o situaciones adversas, nuestro cerebro cambia del modo razonamiento y se pasa al modo sobrevivencia. Esto lo dice Mario Alonso Puig, neurocirujano español de renombre internacional.

Reacciones ante los problemas

Ahora bien, ¿qué diferencia hay entre el modo de razonamiento y el de sobrevivencia? Muy sencillo: en el modo de razonamiento, el cerebro planea y escudriña las diferentes opciones que hay para llegar a una solución. Esto requiere de gran energía.

Y en otro modo, el de sobrevivencia, el cerebro casi no toma esa valiosa energía. Prefiere invertirla en reacciones y esto es lo que hace el cerebro. Solo reacciona ante la situación.

Pero, ¿de qué depende esa reacción? De la experiencia que se tenga al momento. El cerebro economiza y busca caminos ya recorridos que nos saquen de peligro.

Habitualmente, esto no es lo más sano. Puedes llegar a tomar decisiones muy equivocadas si es que no tienes la experiencia. Hay personas que dicen que trabajan mejor bajo presión… bajo estos hechos, nadie puede trabajar mejor bajo presión.

Entonces… ¿cómo puedes hacerle para mantenerte en un modo de razonamiento constante durante una crisis?

Durante una crisis, nos invaden diferentes emociones, como la ansiedad (no sabemos qué va a pasar en un futuro no muy lejano) el miedo, la ira, la frustración, etcétera. Todas estas emociones son parte de una escala tonal baja.

La creatividad

En Helpi Coaching, siempre usamos una herramienta con la que todo ser humano viene equipado. Se llama creatividad. En un momento de crisis, es necesario salirnos de ella y empezar a resolver con creatividad, para adaptarnos de la mejor manera a la nueva situación.

Por ello, recomendamos que siempre cultives la creatividad en tus pensamientos.

Al fin de cuentas, el pensar es la actividad mejor remunerada en cualquier giro de mercado; observar las cosas con creatividad te lleva a solucionar problemas nunca vistos.

Efectivamente, pensar con creatividad te salva de muchas crisis porque vas a hacer que te diferencies del resto que está ensimismado en cómo sortear la crisis, pero haciendo lo mismo que siempre han hecho.