Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Los cupones de descuento son una herramienta de promoción que incentiva las ventas, aún en momentos difíciles para la economía, especialmente cuando refuerzan la lealtad de los clientes.

Atraer a nuevos compradores, retener a los clientes, incrementar el ticket de compra y acelerar las ventas en tiempos difíciles, son algunos de los objetivos que los cupones de descuento pueden cumplir.

Como otras herramientas de promoción, los cupones buscan incentivar a prospectos y clientes actuales, para que decidan con más rapidez su compra o elijan nuestra marca ante la competencia.

Durante momentos de crisis, cuando la actividad económica se aletarga o detiene, estas promociones ayudan a generar cierto flujo de efectivo en el negocio y, a la vez, mantener la marca en la mente de los consumidores.

¿Qué son los cupones de descuento?

Un cupón es una herramienta de marketing para vender más en un determinado periodo de tiempo, o bien, para asegurar una venta que ocurrirá en un mediano plazo.

Una ventaja de los cupones promocionales es que se le pueden hacer llegar a los clientes desde múltiples formatos: a través de la página web, redes sociales, correo electrónico, por teléfono, en medios de comunicación tradicionales y hasta mediante el volanteo.

En tiempos de aislamiento social o cuarentena, una parte del público busca activamente cupones en internet, en especial con servicio de envío a domicilio.

Requisitos para ofrecer cupones efectivos

Para que funcionen de manera óptima, los cupones de descuento deben cumplir con 4 requisitos básicos de marketing:

  • Ser válidos únicamente durante un periodo limitado.
  • Tener reglas claras y fáciles de recordar.
  • No ser acumulables con otras promociones.
  • Ser rentables para la empresa, pero atractivos para los prospectos y clientes.

Tips para armar la estrategia comercial

Para crear cupones de descuento que sí cumplan con los objetivos del negocio, se sugiere contemplar estos pasos:

1. Plantear el objetivo

Son muchas las funciones que puede cumplir una estrategia de promociones. Y entre más definido esté el objetivo, será más sencillo alcanzarlo. Por ejemplo:

2. Segmentar o elegir a la audiencia

Una vez definido el objetivo, se debe tener a quiénes se les deberá hacer llegar el cupón. Si la idea es generar ingresos en tiempos de crisis, es buena idea buscar la recompra por parte de los clientes actuales, ofreciéndoles descuentos por productos que han adquirido anteriormente.  

3. Elegir los productos

Así como es importante determinar la audiencia, también se debe especificar qué productos o servicios serán el objeto del cupón.

4. Difundir los cupones

En estos tiempos, la presencia omnicanal es muy relevante, sobre todo el comercio electrónico. Hay que averiguar cuáles sitios y redes sociales son más utilizados por el público meta, para fines comerciales.

De los canales digitales para publicar cupones, los más utilizados son:

  • Email: Con la ventaja de que se le puede hacer llegar a los clientes más valiosos.
  • Tienda online: El cupón se debe publicar en la página principal de la tienda o directamente en el producto con descuento.
  • Páginas web de cupones: Portales como Cuponomía, Cuponatic, Don Cupones y Cuponation ofrecen la ventaja de que ya tienen tráfico propio.
  • Redes sociales: La promoción destaca si es suficientemente atractiva, pues los mismos usuarios la pueden compartir de forma orgánica.
5. Medir resultados

Se debe cerrar la estrategia de los cupones de descuento midiendo su impacto en los ingresos de la empresa, así como en indicadores clave como el comportamiento de las ventas, la cantidad de prospectos, reputación en redes y otros en concordancia con el objetivo de la promoción.