Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Es momento de recordar algunas de las disposiciones fiscales vigentes para el segundo semestre del 2021.

A estas alturas del año, libres ya de la declaración anual, la mayoría de los contribuyentes están por afrontar las disposiciones fiscales que depara el segundo semestre.

La miscelánea fiscal 2021 contempla medidas que es importante no perder de vista, pues además de cumplir con el SAT, pueden ayudar a optimizar el recurso monetario, según un recuento publicado por KPMG.

Disposiciones fiscales 2021

Para el segundo semestre, las pymes deben estar atentas a estas disposiciones en materia fiscal:

  1. La posibilidad de disminuir pagos provisionales en el segundo semestre del año.
  2. Opción de considerar como ingreso acumulable solamente lo cobrado, y aplicar un costo estimado incluso cuando no se haya erogado al momento de percibir el flujo de efectivo (esto por la aplicación de la Regla 3.2.4. de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2021).
  3. De acuerdo con la Ley del ISR, aplicación de costos estimados en cierto tipo de contribuyentes.
  4. Posibilidad de aplicar la tasa de 100% en algunas deducciones de inversiones. Por ejemplo, por la maquinaria y equipo para la generación de energía proveniente de fuentes renovables.
  5. Aplicación del saldo por deducir de las inversiones, cuando éstas hayan dejado de ser útiles.
  6. Deducción de las cuentas incobrables, siempre y cuando se cumplan los requisitos.
  7. Los saldos a favor de contribuciones.
  8. Los estímulos fiscales a los que se tenga derecho.

Estar al tanto de estas novedades fiscales y aprovecharlas para el pago de impuestos, es parte esencial de lo que hace un contador por sus clientes. Por ello, es recomendable recurrir a un profesional independiente o despacho contable, en caso de contar con estos servicios.

Razón de negocios y esquemas reportables  

A partir del 2020, los actos jurídicos que se efectúen deben contar con razón de negocios, según se incorporó en el Código Fiscal de la Federación. Esto significa los actos jurídicos deben ser tomados en cuenta en las operaciones realizadas en la empresa.

Asimismo, las empresas ya tienen la obligación de informar a la autoridad fiscal de sus esquemas reportables, es decir, de sus estrategias que generen o puedan generar la obtención de beneficios fiscales. Esto incluye planes, proyectos, propuestas, asesorías y recomendaciones sobre actos jurídicos para obtener este tipo de beneficios.

En cualquier caso, estas disposiciones fiscales y la vigilancia creciente por parte del SAT abren la oportunidad para que las pymes sienten las bases de su profesionalización y mejores prácticas, confía el informe de KPMG.