Tiempo estimado de lectura: 5 min.

Ser un importador exitoso es más que cubrir la necesidad del cliente. Es ayudarle a diferenciarse con productos que agreguen valor, manejen el precio adecuado y destaquen en el mercado local. Así lo demuestra el caso de Regalarama.

Después de una trayectoria en el sector público, Arturo Ortega Lozano se propuso tomar un camino más rápido y retador hacia su crecimiento personal: emprender. Tres años después, el viaje no ha sido fácil, pero las recompensas han valido la pena.

“Creo que es posible crecer en cualquier rama… Pero al final del día, crecer como emprendedor es más rápido. Es más difícil desarrollar tu propio negocio, es más la responsabilidad, es más trabajo, es más estrés, es más cansancio, pero también creo que la recompensa es mayor”, expresa el empresario desde sus oficinas en el centro de Monterrey.

A través de su firma Investein, Arturo importa y distribuye desde China floreros y bases para arreglos, para una cadena de supermercados y un retailer online. Por otro lado, con su marca Regalarama le provee a las tiendas de regalos.

La clave de su éxito ha sido exceder las expectativas del cliente. Para lograrlo, Arturo Ortega se ha destacado en tres grandes ejes o procesos estratégicos: la selección del producto, la calidad del servicio y la eficiencia en su administración.

1. La selección del producto

Arturo no duda cuando se le pregunta cuál es la actividad que más disfruta en su empresa. “Es un reto bonito porque tienes que entender bien qué es lo que el cliente requiere y ver la manera de ofrecerle un traje a la medida, a un precio adecuado y en un tiempo de entrega también adecuado”, expresa.

De hecho, el producto es el principal diferenciador de su negocio. Con sus clientes mayoristas, se concentra en comprender a fondo sus necesidades para encontrar el artículo que mejor las cubra. Y si las plantas de China no cuentan con él, lo manda fabricar.

“El primer producto que trajimos fueron floreros y algunos artículos decorativos”, recuerda. Desde aquel momento se dio cuenta de la necesidad que había de enriquecer la oferta, pues el mercado nacional maneja una variedad de diseños muy reducida.

“Entonces trajimos productos que sí dan una diferencia. El cliente final ve nuestro producto y ve calidad, diseño, y eso lo lleva a estar siempre a la vanguardia, que siempre pueda estar ofreciendo algo diferente, algo innovador. Siempre buscamos algo que no se pueda hacer en el mercado nacional”, acota.

Seleccionar el producto adecuado también implica cuidar el proceso de importación para mantener los costos bajo control. “En este caso, es saber desde la revisión del producto, la calidad, el empaque, los aranceles que tienes que pagar… el tema de la logística, la entrega del producto, el reempaque, el reetiquetado…”, menciona.

2. El servicio

A diferencia de otros importadores, la compañía de Arturo entrega sus productos en todo el país y los lleva directamente hasta las bodegas del cliente, Además, ofrece facilidades de pago. Y cuando le piden resurtir un producto, está en facultades de hacerlo porque todo su catálogo es de línea, no de saldos.

En sus planes, está el fortalecimiento continuo de sus servicios. A las cadenas grandes, busca ofrecerles mejores soluciones de logística y de selección de productos, así como disminuir los costos en toda la cadena de suministro para contar con precios más competitivos.

Para su marca Regalarama, espera ampliar sus categorías de productos de tres a 10 para el 2020. “Que puedan surtir aquí la mayor cantidad de productos, para que su tienda de regalos tenga éxito”, comenta. El objetivo es ofrecerles al menos el 70 por ciento de todo lo que requieren.

3. La administración

“Puedes tener un excelente vendedor, pero si no administras tus inventarios, tus compras y todo lo demás, vas a afectar la cadena de alguna manera”, observa el empresario. Por eso, se ha apoyado en herramientas de productividad como Bind ERP, una plataforma de administración en la nube que permite llevar el control de los pagos e inventarios en tiempo real.

“Hay 2 aspectos importantes en los que Bind ERP nos ha apoyado en nuestro crecimiento. Uno de ellos es la logística, el tema de llevar varios almacenes, dar de alta un producto y moverlo de un almacén a otro, a mí me ayuda mucho a no tener que ir a la bodega y saber exactamente qué producto tengo”, revela.

“El otro aspecto importante es en los reportes de ventas. Para mí es muy importante saber cómo adquirimos nuestros clientes. Bind ERP me ayuda mucho a saber cuáles de las estrategias de venta están funcionando y cuáles están dando mayor rendimiento”.

Emprender es crecer

Las responsabilidades de un emprendedor son de 360 grados: asume prácticamente todas las funciones al iniciar un negocio. Por eso, el principal reto es manejarlas de la mejor manera posible.

“Este tema de ser emprendedor es tener que llevar todo el riesgo, llevar la carga fuerte de trabajo y la responsabilidad”, reflexiona Arturo sobre los comienzos de su empresa, y remata: “no puedes culpar a nadie más si las cosas no funcionan”.

La buena noticia es que el esfuerzo rinde sus frutos, comenta. “Conozco a muy pocas personas que trabajen, se eduquen y que continuamente estén buscando nuevas opciones para hacer crecer su negocio, a las que les vaya mal”.