Liza Velarde dirige Delee, firma de biotecnología que ayuda a combatir el cáncer, desde su base de operaciones en el Hospital Universitario de Monterrey.

¿Cuánto tarda un elevador en subir hasta el piso 14? Ése es el tiempo que tuvo Liza Velarde para convencer al presidente de Heineken de invertir en su startup, Delee, una empresa de biotecnología que combate la expansión de los tumores cancerígenos.

Cuando era estudiante universitaria, Liza acudió a un taller donde se presentaría Jean-François van Boxmeer, el presidente global de la compañía cervecera. Al final, ella se acercó a él. Así lo recuerda: “Él estaba en camino hacia la oficina del rector del Tec de Monterrey en el piso 14 y me dijo que lo acompañara… ¡para el noveno piso yo ya había terminado mi primer elevator pitch!”.

Por supuesto, el empresario decidió donar para que Delee desarrollara su primer prototipo. Hoy, Liza acaba de convertirse en la primera mexicana ganadora del Cartier Women’s Initiative, una competencia anual de negocios que reconoce a emprendedoras que están ejerciendo un impacto global.

“¿El mayor reto de emprender? Que no hay reglas ni guías. Cada día es un nuevo reto y ninguna escuela te prepara para ellos. Necesitas habilidades de liderazgo, creatividad y rumbo”, dijo Liza a Cartier.

Su contribución al mundo

En el 2018, el cáncer causó más de 80 mil muertes en México. A nivel global, esta enfermedad es la segunda causa de mortalidad. El 90 por ciento de estos fallecimientos se originan en la metástasis, que ocurre cuando las células del primer tumor se esparcen alrededor del cuerpo.

La metástasis se puede detectar con la presencia de unas células llamadas CTC, que viajan en el flujo sanguíneo. Delee desarrolló una tecnología que detecta estas células a través de un examen de sangre común y corriente.

“Nuestro sistema puede aislar las CTC de otras células, lo que permite a los médicos monitorear el progreso de la enfermedad y ajustar el tratamiento”, señaló Liza. Además, Delee diseña herramientas de alta precisión para su uso en investigación.

Con base en el Hospital Universitario de Monterrey, Delee está haciendo sus primeras pruebas con células de cáncer de próstata. Sin embargo, ya tiene pedidos por un total de un millón 200 mil dólares.

Además de su alta tecnología, Delee ha crecido a partir de alianzas estratégicas con oncólogos e investigadores del cáncer, tanto en México como en la Universidad de Stanford.

Fundada en el 2006 por Cartier, McKinsey & Company, en conjunto con INSEAD Business School, la competencia de Cartier Women’s Initiative está abierta a compañías dirigidas por mujeres, de cualquier país y sector. La aspiración es apoyar y reconocer a mujeres que contribuyen a encontrar soluciones para el futuro del planeta.