Tiempo estimado de lectura: 2 min.

A la hora de emprender, no todo es dinero. Optimizar tiempos para mejorar resultados es una de las tareas más difíciles para alcanzar el éxito, más aún si los recursos son limitados.

Supongamos que un emprendedor ya investigó, analizó y decidió apostar por una novedosa solución para el mercado. Incluso, consiguió inversores y parece que el camino está más cerca.

Finalmente, logra emprender un negocio: comienza a operar y va creciendo rápidamente en cantidad de clientes. ¡Parece ser una excelente noticia!

Sin embargo, un dato no menor es que seis de cada 10 startups fracasan, según un estudio global de Cambridge Associates que analizó a más de 30 mil emprendimientos. Y en México, tres de cada 10 empresas mueren en su primer año de vida por no vender lo suficiente, de acuerdo con cifras oficiales del INEGI.

Los errores más comunes en los emprendimientos se deben al mal asesoramiento, a la elección equivocada de colaboradores o al territorio donde eligen operar, señala un reporte de Real Trends. Para evitarlo, es necesario planificar desde el día cero.

Planificar al emprender un negocio

Realizar la planeación adecuada para emprender un negocio con éxito no es nada del otro mundo. De hecho, existen herramientas específicas para lograrlo, como el modelo Canvas o lienzo de negocios, en el que el emprendedor necesita definir:  

  1. Segmentos de cliente
  2. Propuesta de valor
  3. Canales
  4. Relaciones con clientes
  5. Fuentes de ingresos
  6. Recursos clave
  7. Actividades clave
  8. Asociaciones clave
  9. Estructura de costos

Por otro lado, están las buenas prácticas específicas para optimizar los tiempos y alcanzar mejores resultados durante el proceso de emprender un negocio:

  1. Asesorarse con especialistas desde el comienzo para no encontrar trabas a mitad de camino.
  2. Escuchar a los clientes para entender cuáles son sus prioridades.
  3. Utilizar herramientas que ayuden a organizar la agenda y tareas, y que se puedan compartir fácilmente con el resto del equipo. Real Trends recomienda Calendly para agenda y Trello para tareas.
  4. Plantearse desafíos y metas a alcanzar para aspirar a lo grande y siempre innovar en el proceso.

Es importante planificar al emprender un negocio y pensar en el largo plazo. De esta manera, no solo estarán sentadas las bases para el crecimiento futuro, sino que los empleados obtendrán una mayor inspiración para sumarse a la misión de la nueva empresa.