Tiempo estimado de lectura: 2 min.

Al abrir un negocio ya es indispensable incorporar las plataformas digitales. Lo de hoy es actualizarse o perder.

Con los avances de la tecnología, abrir un nuevo negocio ya es sinónimo de lanzar un emprendimiento digital.

Ahora las nuevas ideas emprendedoras tienen que empezar por el mundo digital y contemplarlo en su modelo de negocio. Principalmente, porque internet es donde la mayoría de los consumidores compara, investiga y compra.

Por tal motivo, compartimos a continuación tres grandes etapas a contemplar al momento de iniciar un emprendimiento digital.

1. Piensa en cubrir una necesidad

Siempre tenemos que pensar en poner un negocio que cubra una necesidad. No pensemos primero en el producto, sino en quiénes serán nuestros consumidores y qué necesidad tienen.

Para saber esto, puedes revisar estudios en internet, visitar foros o buscar palabras claves de lo que las personas buscan.

2. Elige bien tu dominio y cuida la imagen de tu página web

El dominio de tu portal web es importante porque es la identidad de tu marca, por lo tanto, tienes que elegir uno que te represente.

Por otro lado, debes tener cuidado con la imagen que brinda tu página web, debido a que por ese medio pueden adquirir tus productos o servicios.

3. Realiza marketing digital

En este punto, puedes realizar estrategias de SEO o SEM en Google, estrategias de email marketing y fidelización para generar tus clientes potenciales.

Razones para iniciar tu emprendimiento digital

  • La mayoría de la población se encuentra familiarizada con el internet y busca cualquier necesidad a través de sus dispositivos.
  • Tener una plataforma digital hace que no tengas límites de expansión y puedes ofrecer tu producto tanto en tu país como en otros lugares del mundo.
  • Si realizas un buen trabajo con tus plataformas, puedes posicionarte en los buscadores y tener visitas orgánicas, que se convierten en buenas ventas.
  • La inversión inicial es baja y el retorno de la inversión se recupera más rápido que si tuvieras un negocio tradicional.
  • Puedes tener un mejor control de tu emprendimiento.