Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Estos 3 emprendimientos verdes son para tenerse en la mira, debido a su potencial de crecimiento y su contribución para la mejoría del medio ambiente.

Cada vez surgen más empresas sociales en México, así como apoyos y programas de incubación para este tipo de negocios. Y dentro de este universo, destacan los emprendimientos verdes, especializados en temas ambientales.

En nuestro país, al menos 50 proyectos pueden ser catalogados como emprendimientos verdes, de acuerdo con Ashoka, organización que trabaja con emprendedores sociales en 89 países.

Wheeling Mobility, Clean Watt y ONI son empresas de México que destacan por su alto potencial de crecimiento, su enfoque original de negocio y su apuesta por mejorar nuestra calidad de vida en distintos aspectos.

1. Movilidad sustentable

En primer lugar, Wheeling Mobility busca contribuir al desarrollo de la llamada “micromovilidad”, término que engloba los medios de transporte individual como los scooters o patinetes y bicicletas eléctricas.

La micromovilidad es una de las opciones con más posibilidades de mejorar la transportación en las ciudades en un futuro cercano, por su potencial para resolver el primer y último tramo de los trayectos diarios; es decir, para llegar de casa hasta el transporte público y de la última parada hacia el centro de trabajo.

Sin embargo, estos medios de transporte todavía enfrentan retos para su implementación, como la falta de infraestructura en las ciudades, los costos y la seguridad, así como la operación y cuidado de los propios aparatos, como se explica en Economía Digital.

Para atender esta necesidad, los emprendedores Iván Villasana y Eduardo Vázquez fundaron Wheeling Mobility, que pretende crear una red de estaciones de carga para este tipo de vehículos y reducir, así, los costos de operarlos.

Esta compañía ya recibió una inversión para fabricar las primeras estaciones, mientras que continúa buscando acuerdos con más empresas para instalar estas estaciones. ¿El objetivo? Instalar al menos una estación por cada 300 metros cuadrados.

2. Electricidad limpia

Fundada en el 2013 por Juan Pedro Gómez, Clean Watt procesa desechos orgánicos para producir biogás, que se puede aprovechar para el autoconsumo porque permite generar electricidad y gas metano.

Adicionalmente, efectúa el tratamiento del agua en ingenios cafetaleros, lo que incrementa la eficiencia de sus procesos.

Y por si fuera poco, Clean Watt trabaja en plantas de tratamiento de agua que generan energía, a partir de biodigestores.

3. Arte indígena y sustentable

Un par de tenis elaborados a partir de botellas recicladas y con un bordado auténtico, parecería un artículo demasiado bueno para ser vedad. Pero se trata un producto real, elaborado por la marca ONI, dedicada a impulsar el arte indígena con un compromiso ambiental.

Creado por Sara Sacal Rayek, este emprendimiento verde sin fines de lucro comercializa en línea diversos artículos elaborados con materiales reciclados y amigables con la naturaleza. A la vez, impulsa las tradiciones artesanales de diversas etnias mexicanas.

Una de sus líneas de productos estelares es, precisamente, la de los tenis elaborados con botellas recicladas de PET, decorados con bordados de comunidades indígenas como Zinacantán y San Andrés Larrainzar.

Este emprendimiento verde destina sus ganancias a diversas causas medioambientales, como la construcción de techos con huertos en centros de salud y orfanatos, así como iniciativas de reforestación.