Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Ante la estrepitosa caída de la demanda en los servicios de hospedaje, la estrategia comercial de Airbnb se vuelca hacia las experiencias en línea.

Por impartir un taller en línea sobre elaboración de tacos callejeros, una chef de Airbnb ha ganado alrededor de 16 mil dólares en las últimas semanas.

El caso, reportado por el newsletter de Whitepaper, es un botón de muestra de la estrategia comercial articulada por el gigante de una industria tan golpeada por la crisis, como lo es la turística.

En este 2020, comercializar experiencias es una oportunidad para hacer negocios, debido a que la posibilidad de realizarlas en línea. Es el caso de la citada chef, quien podría estar ganando mil dólares por día con este taller.

Los ingredientes de esta estrategia comercial

“Aprende a cocinar un taco mexicano, que incluye un alambre (relleno), tortillas de harina hechas a mano y salsa, con recetas prácticas que puedes seguir en casa”, es la promesa de este taller, que se publica en el sitio de AirBnB.

De acuerdo con La Vanguardia, AirBnB está apostando fuerte por su estrategia comercial virtual. Con una oferta de más de 50 experiencias en línea, la plataforma digital busca aminorar el impacto financiero que ya venía arrastrando desde el 2019.

Ahora bien, no todo tipo de experiencias son atractivas en la red. Como estrategia comercial, se recomienda que este servicio ofrezca al menos estas características:

  • Asequibles. Por regla general, las experiencias en línea cuestan menos de lo que costaría una sesión presencial.
  • Sociales. Invitan al cliente a que acceda en grupo, o bien, se le promete la convivencia en línea con otras personas interesadas en el mismo tema. Algunas experiencias están dirigidas a la familia completa.
  • Dirigidas hacia un fin. Las experiencias online más exitosas prometen al participante que aprenderá algo útil, o bien, que aportará a una buena causa. Por ejemplo, está la visita a un santuario de animales rescatados, que recibe las ganancias.
  • Exclusivas. En algunas experiencias, la estrategia comercial explota la idea de exclusividad. Así es el caso de la campeona olímpica de trineo Elfje Willemsen, que ofrece entrenamiento en línea.

Recomendaciones generales

Para mejorar las posibilidades de éxito de una experiencia en línea, el mercadólogo Israel Huerta recomienda partir siempre del conocimiento del cliente. Como en todos los negocios, la estrategia comercial inicia con una investigación o estudio de mercado y luego se nutre de otros elementos:

1. La personalización de la experiencia

Para generar confianza y fomentar la satisfacción del cliente, se recomienda conocer a fondo al cliente y ofrecerle aún lo que no espera. Un ejemplo es Netflix, que mediante su análisis predictivo le sugiere al usuario cuáles contenidos podrían interesarle.

2. Comunicación instantánea

Los clientes de hoy esperan la atención inmediata de sus preguntas, así como un seguimiento en tiempo real de sus pedidos.

Un ejemplo de este atributo en una estrategia comercial, es la posibilidad de ver el trayecto de un pedido en Uber Eats; o bien, la atención al cliente que brindan ya muchas empresas a través del What’sApp.