Tiempo estimado de lectura: 3 min.

El ecommerce está en alza, pero aún presenta muchos desafíos para las marcas en México. Estos meses de incertidumbre nos dejaron varios aprendizajes y decisiones por accionar en la estrategia de negocio.

El panorama de los primeros tres meses del año cambió drásticamente a finales de marzo con la declaración del COVID-19 como pandemia por la Organización Mundial de la Salud. Las empresas, en este contexto, se vieron obligados a replantear su estrategia de negocio para evitar la propagación del virus.

En este sentido, el ecommerce fue una alternativa exitosa para aquellos negocios que tuvieron que cerrar sus locales por restricciones gubernamentales y que, como su tipo de producto o servicio lo permitía, pudieron volcarse a esta estrategia de negocios: vender online demostró ser una solución que genera menos costos y asegura más visibilidad que muchos otros canales.

Desafíos de la estrategia de negocio online

Las crisis sanitarias, o de cualquier tipo, continúan afectando la sustentabilidad de los negocios.

En la actual crisis económica, vemos que muchas industrias están teniendo pérdidas enormes porque no pueden ofrecer alternativas en tiempos en que la mayoría de la población debe quedarse en casa para evitar la propagación del virus.

En lo que refiere al ecommerce, si bien los servicios de mensajería han seguido funcionando, el consumidor optó por los canales online por la confianza, seguridad y comodidad en el proceso de compra.

Dar respuesta al crecimiento veloz de la demanda fue, sin dudas, un gran desafío para las marcas. En México, según IDC, el 80 por ciento de los compradores actuales ya eran habituales en el ecommerce. Sin embargo, su consumo ha crecido en un 30 por ciento.

Si estás interesado en descubrir nuevas estrategia de negocio  tu negocio, esta guía descargable con buenas prácticas para ingresar al mundo online y reflotar tu emprendimiento puede ayudarte

¿Qué necesitas saber para lograrlo en forma exitosa?

  1. Entender el ecosistema de ecommerce del que vas a formar parte.
  2. Definir el presupuesto disponible para destinar a este proyecto y encarar esta redirección.
  3. Comenzar a aplicar campañas de marketing digital para potenciar el alcance de tus productos y maximizar su visibilidad.
  4. Analizar el poder de las redes sociales y crear un storytelling atractivo para diferenciarte y posicionar a tu marca en un mundo saturado de información.
  5. Comprender y entender el rol del consumidor en el proceso previo al carrito de compras y diseñar estrategias que incluyan la experiencia completa. La atención al cliente es esencial y es clave planificarla identificando, por ejemplo, las consultas frecuentes de tus compradores.

Hoy, más que nunca, los consumidores valoran a las marcas que piensan en ellos. Por eso, resulta importante desarrollar lo que se conoce como la cultura Customer First: crear experiencias desde y para el usuario.

Estas iniciativas, antes pensadas solo para grandes marcas, ahora también están al alcance de todas las pymes que se animen a dar un paso adelante.

Apostar por la transformación digital hoy puede cambiar el futuro de todas las marcas. Capacitarse sobre las últimas tendencias en ecommerce, también.