Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Calificar el trabajo realizado por el personal es una tarea compleja, que puede simplificarse mediante métodos ya probados.

Realizar la evaluación de desempeño no es una tarea sencilla, debido a que no depende del criterio subjetivo del jefe, pero tampoco obedece a números fríos.

En recursos humanos, las buenas prácticas sugieren que una adecuada evaluación de desempeño toma en cuenta de manera integral a las personas. Es decir, califica sus resultados, pero también estima aspectos cualitativos, como su sentido de pertenencia, nivel de satisfacción y calidad del trabajo en equipo.

Consideraciones sobre los métodos

Ahora bien, para llevar a cabo de manera eficaz la evaluación de desempeño, es útil incorporar estos elementos en la planeación.

1. Indicadores

Para empezar, toda evaluación debe estar basada en indicadores bien definidos, que obedezcan a las funciones de cada puesto, pero también a la cultura organizacional.

El concreto, deberán describir brevemente el resultado esperado, así como contar con una escala numérica que estime el nivel de logro.

2. Periodicidad

Asimismo, es crucial que la calificación del personal se realice mediante periódica, para que tanto el trabajador como sus jefes puedan comparar el nivel de avance -o de retroceso- en cada rubro.

De esta forma, será más sencillo retroalimentar, detectar fortalezas y encontrar oportunidades de capacitación.

3. Participantes

En tercer lugar, hay que decidir quiénes participarán en este ejercicio. De acuerdo con este artículo de evaluación de personal de Bind ERP, pueden involucrarse:

  • Autoevaluación: el trabajador se califica a sí mismo.
  • Evaluación 90°: participa el superior inmediato.
  • 180°: se involucran también los colegas.
  • 270°: evalúan también los subalternos.
  • Integral o de 360°: incluye a todos los anteriores, más proveedores y clientes.

Los métodos de evaluación de desempeño

Una vez definidos los tres aspectos básicos, hay que elegir el método de evaluación. Cabe señalar que pueden emplearse varios, según el alcance o el tipo de actividades a evaluar:

1. Método de elección forzada

Desarrollado durante la Segunda Guerra Mundial, para determinar qué oficiales deberían ser ascendidos, este método plantea que el evaluador elija entre una serie de frases las que mejor se ajusten a la persona evaluada. Emplea:

  • Bloques de dos frases de significado positivo y dos de significado negativo.
  • Bloques de cuatro fases de significado positivo.
2. Método de escala gráfica

En segundo lugar, se encuentra el método utilizado: el de escala gráfica. Utiliza un formulario de doble entrada para representar los factores de evaluación del desempeño, con sus respectivos grados de variación.

Cada factor es representado de manera breve y sumaria para evitar distorsiones.

3. Entrevista individual

Para concluir, la entrevista individual complementa cualquiera de los métodos anteriores, con el fin de abundar en aspectos cualitativos del trabajador. Por ejemplo, sus expectativas, motivaciones y sentimientos.

Es recomendable utilizar esta técnica para realizar la evaluación del desempeño, pero también para ofrecer al colaborador retroalimentación sobre sus fortalezas y aspectos por mejorar.