Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Los líderes tóxicos o negativos se caracterizan por una actitud agresiva y la falta de claridad para expresar los objetivos de trabajo.

El liderazgo tóxico o negativo está considerado como un factor de riesgo psicosocial, pues genera condiciones laborales que deterioran la salud mental de sus equipos.

El pasado mes de octubre, venció el plazo para la incorporación de la NOM 035 en todos los centros de trabajo. En esta fase final, los patrones ya debieron haber identificado sus factores de riesgo psicosocial.

Definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como todos aquellos hechos, situaciones o contextos que puedan dañar la salud física, mental o social del trabajador, los factores de riesgo psicosocial más comunes en México son:

  • Procesos de comunicación
  • Condiciones inseguras en el ambiente de trabajo
  • Liderazgo negativo
  • Jornadas superiores a las previstas en la ley
  • Inestabilidad laboral
  • Rotación de turnos
  • Relaciones negativas en los equipos
  • Acoso laboral y/o sexual

Aunque su impacto varía en cada persona, estos factores potencialmente pueden afectar la salud mental de los trabajadores. De hecho, México es el país con mayor estrés laboral en el mundo y la nación con la jornada laboral más extensa de entre los países de la OCDE.

¿Qué dice la NOM 035- STPS-2018?

La NOM-035-STPS-2018 obliga a todos los patrones a evaluar sus factores de riesgo psicosocial y, en consecuencia, establecer un programa de salud integral, cuyos elementos principales se pueden consultar en este artículo.

  • La autoridad otorgó un periodo de dos años para su implementación, que comenzó desde octubre del 2018.
  • Para la última fase de aplicación, los centros de trabajo debieron identificar los factores de riesgo psicosocial más importantes, de acuerdo con su nivel de gravedad y la probabilidad de que ocurran.
  • Las multas por incumplir con esta norma pueden superar los 600 mil pesos (de 250 a 5000 veces el salario mínimo, dependiendo de la gravedad).

El clima organizacional es como el caldo de cultivo en el que pueden crecer los factores de riesgo psicosocial. Dentro de un clima funcional, que se distinga por liderazgos positivos, se produce más bienestar laboral, como destaca Prevencionar.

Características del liderazgo tóxico

En las organizaciones, los líderes son los responsables de influir sobre las personas, para que se esfuercen voluntariamente, y con entusiasmo, a lograr las metas del grupo.

Existen diversas clasificaciones de los liderazgos, pero en general se puede caracterizar así los líderes indeseables o negativos:

Líderes positivosLíderes negativos o indeseables
HumanoImpredecible
EquilibradoInflexible
Orientado a las personasRígido
ReflexivoExtremista
ColaboradorTestarudo
HonestoActitud agresiva
Digno de confianzaFalta de claridad en su comunicación
CortésEscaso o nulo reconocimiento y retroalimentación
Firme 
Razonable 
Fuente: “Estilos de liderazgo, clima organizacional y riesgos psicosociales”, de Contreras, Juárez, Barbosa y Uribe (2010).

Consecuencias en los equipos de trabajo

En consecuencia, los liderazgos negativos generan un clima organizacional desfavorable, propicio para desarrollar factores de riesgo psicosocial, como la poca claridad de las funciones, bajo compromiso y desmotivación laboral.

   Liderazgo Tóxico      Líderes que Nutren   
 RechazadosAceptados y amados
 DesvinculadosInvolucrados
 FuriososQueridos
 FrustradosRespetados
 DevaluadosValorados
 InadecuadosCapaces
Fuente: Diferencias generales entre liderazgo Tóxico y Liderazgo que nutre, de Líder Exponencial

¿Cómo fortalecer los liderazgos?

El liderazgo organizacional está llamado a cambiar en la llamada nueva normalidad, pues los rasgos que distinguen a los líderes negativos no obtienen resultados en el trabajo remoto.

La etapa pospandemia demanda un cambio en la forma de conducir las organizaciones y desincentivar todo liderazgo negativo.

Hoy en día, es más importante la contención psicológica, fomentar la autonomía y resiliencia en los equipos de trabajo, elevar la productividad y saber cómo retroalimentar el trabajo a distancia.