Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Te proponemos realizar 7 acciones básicas en LinkedIn para ayudarte a posicionar tu perfil y destacar ante los reclutadores de personal.

LinkedIn es mucho más que un CV en línea: es una red social y profesional, que ayuda a extender y fortalecer las relaciones de trabajo, así como a mantenerse al tanto de las novedades y actualizaciones del mundo laboral.

Debido a su creciente uso por parte de las empresas y reclutadores de personal, LinkedIn se ha convertido en una herramienta útil para encontrar empleo, especialmente en los puestos dirigidos a profesionistas.

Para obtener su máximo provecho, no es indispensable que pagues la cuenta Premium. En su versión gratuita, LinkedIn te ofrece suficientes funcionalidades para lograr que tu perfil destaque y aparezca en los primeros resultados ante los reclutadores.

Con esto mente, recopilamos 7 medidas proporcionadas por LinkedIn que te permiten optimizar tu perfil en esta red profesional.

1. Edita tu perfil público

En primer lugar, al dar clic debajo de la foto del perfil, en el menú “Yo”, puedes editar tus datos en “Ajustes y privacidad”. En este campo, se aconseja:

  • Edita la URL personalizada. Elimina los números y caracteres especiales, para dejar únicamente tus nombre y apellidos. Procura que el nombre quede exactamente igual que en el perfil.
  • Edita visibilidad. Activar la opción “Perfil visible para todo el mundo”, para que aparezca en los buscadores, como Google.
  • Edita “Otros perfiles vistos”. Desactiva esta opción para que los reclutadores no reciban sugerencias de perfiles similares luego de haber visto el tuyo.
  • Activa la visibilidad para los reclutadores. En “Preferencias de búsqueda de empleo”, activa la opción “Mostrar tu interés a los técnicos de selección de empresas para las que has creado alertas de empleo”.

2. Elige las fotografías correctas

Ahora bien, la fotografía de perfil es la información más importante que, a primera vista, reciben los demás de una persona. Por eso, se te aconseja:

  • Usa una imagen reciente.
  • Asegúrate de que el rostro cubre alrededor del 60% de la foto.
  • Utiliza una vestimenta profesional y sonreír.

A continuación, la fotografía de fondo es el segundo elemento visual más importante y su objetivo es mostrar o destacar alguno de tus intereses profesionales.

3. Realiza una descripción que enganche

Tanto el título como la descripción del perfil deben ser textos que interesen a las personas, por un lado, y por el otro, que aparezcan en los primeros sitios de los buscadores, a través de un SEO de buena calidad.

  • Elige un título atractivo, que represente el perfil profesional.
  • Realiza una descripción persuasiva de las principales habilidades, motivaciones y méritos profesionales, en lugar de enlistar los puestos que has tenido.
  • Habla en primera persona: “Soy abogada laborista y mi fortaleza es….”
  • Implementa un buen SEO a través del uso de palabras clave, enlaces a sitios externos y archivos multimedia.
  • Menciona los problemas que puedes ayudar a resolver.
  • A diferencia de tu CV, aquí sí puedes incluir una llamada a la acción al final. Por ejemplo “¡Búscame!” Y añade un teléfono, correo, página web u otro medio de contacto.

4. Evita los lugares comunes

Si hay un consejo que se repite en las guías para encontrar empleo, es éste: evita el uso de palabras comunes como “liderazgo”, “especializado”, “estratégico”, “apasionado”, “experto”, “creativo” o “innovador”.  

En este punto, lo ideal es demostrar que se reúnen estas cualidades, a través de una experiencia que lo refleje, o bien, mediante las recomendaciones de otros usuarios, como se verá a continuación.

5. Valida habilidades

Enseguida, toma la prueba de habilidades de LinkedIn, pues es una táctica efectiva para comunicar, de forma convincente, tus fortalezas.

Los candidatos con habilidades certificadas cuentan con un 30 por ciento más de posibilidades de ser contratados, según datos de esta red social.

Adicionalmente, se aconseja que recomiendes o valides las habilidades de otras personas. De esta manera, muchos de tus contactos beneficiados se sentirán motivados a responderte el buen gesto con una recomendación.

6. Comparte contenido relevante

Como te podrás imaginar, de poco sirve que un candidato cuente con una red amplia de contactos, si no realiza publicaciones. La manera más rápida de hacerlo es compartiendo contenidos relevantes, del área profesional en la que seas especialista.  

Además, se te recomienda acompañar las publicaciones con un comentario propio, que exprese tu postura respecto al contenido (puede ser que lo consideres interesante, que estés a favor o en contra).

7. Participa en la conversación

Finalmente, una práctica aconsejada en LinkedIn es que te tomes el tiempo para comentar, diariamente, al menos tres publicaciones de tu red de contactos.

Adicionalmente, busca y sigue a los grupos que sean afines a tus intereses profesionales.

De esta manera, irás obteniendo mayor visibilidad y fortaleciendo tu red de contactos en LinkedIn.