Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Coteja hasta 50 proveedores o clientes en este verificador de EFOS, para validar si alguno de ellos se encuentra en las listas negras del SAT.

Celebrar operaciones con un contribuyente clasificado en la lista de EFOS del SAT, es motivo de sospecha de actos simulados y puede generar multas, penas de cárcel y otras consecuencias legales.

Por ello, las personas físicas y morales ahora deben integrar a sus obligaciones fiscales las tareas necesarias para evitar cualquier operación con EFOS (Empresas que Facturan Operaciones Simuladas) y EDOS (Empresas que Deducen Operaciones Simuladas).

Esto implica no solamente la verificación de facturas, sino también nuevas prácticas que ayuden a demostrar la materialidad de las operaciones reflejadas en las facturas, en caso de una auditoría o de un reclamo por parte del SAT.

¿Qué son los EFOS?

Los EFOS son las personas físicas y morales que lucran con la emisión de comprobantes fiscales digitales (CFDI) falsos, de acuerdo con la definición del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Cuando se creó esta figura, en el 2014, se pensó que los EFOS eran fácilmente detectables, pues se les veía como sinónimo de empresas fantasma.

Sin embargo, la autoridad puede presumir que una persona física o moral es EFO por otros indicios, como:

  • No estar localizable en su domicilio fiscal
  • Emitir CFDI por actividades que no están documentadas (materialidad de las operaciones)
  • Carecen de trabajadores, maquinaria o inventario, cuando su razón de negocios así lo requiere.

¿Quiénes son los EDOS?

En contraparte, las Empresas que Deducen Operaciones Simuladas son las personas físicas o morales que hayan dado efecto fiscal a una factura de un EFO, lo que puede dar lugar a la sospecha de actos simulados o de operaciones inexistentes.

Cuando son malintencionadas, las EDOS utilizan este tipo de comprobantes fiscales para incrementar sus deducciones y pagar menos impuestos.

Tras ser notificadas por el SAT, las EDOS disponen de un plazo máximo de 30 días para acreditar que la operación amparada fue efectivamente realizada. De no lograrlo, la autoridad determinará uno o varios créditos fiscales que correspondan.

Un contribuyente cumplido puede estar bajo la lupa del SAT por sospecha de amparar operaciones simuladas, en caso de darle cualquier efecto fiscal a una factura emitida por un EFO.

Verificador de la lista de EFOS

Por su relevancia, la lista de EFOS y EDOS es pública y está disponible desde la página del SAT. Pero, en la práctica, consultarla con frecuencia incrementa la ya de por sí pesada carga administrativa para los contribuyentes.

Es por eso, que algunas empresas ya ofrecen el servicio de verificación de facturas de una manera más ágil que el propio SAT.

Tal es el caso de Bind ERP, que como parte de su software ofrece la detección automática de EFOS al subir un RFC o razón social de un cliente o proveedor.

Para el público en general, esta plataforma de administración ofrece un verificador gratuito, en el que se pueden cotejar hasta 50 RFC o razones sociales con las listas de EFOS del SAT:

Verificador de EFOS en las listas negras del SAT

Recomendaciones para evitar EFOS

De acuerdo con expertos en fiscalización, es recomendable integrar a la práctica contable cotidiana los controles internos para evitar operaciones con EFOS y EDOS:

  • Establecer filtros o controles para la contratación de proveedores.
  • Automatizar la detección de proveedores y clientes publicados en las listas de EFOS y EDOS del SAT. Existen sistemas de administración y contabilidad, como Bind ERP, que ya cuentan con esta función integrada en el manejo de los RFC y razones sociales.
  • Acostumbrarse internamente a documentar las operaciones o servicios recibidos de proveedores, a fin de tener con qué demostrar la materialidad de los CFDI.
  • Asesorarse con un contador de empresa o experto en temas fiscales, sobre las mejores prácticas para optimizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y mantenerse lejos de las listas de EFOS y EDOS del SAT.