Tiempo estimado de lectura: 5 min.

El reciente cambio de nombre de Facebook confirma la dimensión económica del metaverso.

El concepto de “metaverso” cada vez se aleja más del mundo de la ciencia ficción para convertirse en la próxima frontera tecnológica con alto potencial económico.

Aunque todavía le faltan años de desarrollo tecnológico por recorrer, las recientes decisiones de negocio de compañías como Facebook, Google y BMW revelan que el potencial de negocios del metaverso es tangible.

¿Qué es el metaverso?

La novela “Snow Cash” (1992) acuñó el término “metaverso” para referirse a espacios de trabajo tridimensionales y virtuales, creados para parecerse a la realidad externa.

Ahora bien, en cuando al concepto por el que están apostando Facebook y otras empresas, el metaverso es un mundo digital inmersivo, que permite a las personas interactuar en un espacio digital para fines diversos.

Se define como una réplica del mundo real en un universo virtual para interactuar con personas, cosas, y objetos. Para ello, requiere de algunas bases e implementos tecnológicos como:

1. Interoperatividad

La capacidad de las plataformas para interconectarse y lograr que el usuario pueda moverse con total libertad entre una y otra, explica Xataca.

2. Gafas de realidad virtual

Las lentes de realidad virtual actuales, como las Oculus Quest del propio Facebook, tendrán que continuar evolucionando para mejorar la experiencia.

3. Sensores de movimiento

Para que los avatares se sientan como propios, las plataformas necesitan de sensores que registren los movimientos físicos de las personas con la mayor precisión y rapidez.  

El potencial de negocios del metaverso

Para el 2024, las distintas aplicaciones de esta avanzada realidad virtual podrían tener un valor global de 800 mil millones de dólares, de acuerdo con Bloomberg.

Por el momento, éstas son algunas de las aplicaciones de negocio para el metaverso que se encuentran en desarrollo:

1. Espacios industriales virtuales

Nvidia es una compañía tecnológica que firmó convenio con BMW para crear “Omniverse”, una plataforma metaverso de espacios industriales que replicará una fábrica real para hacer pruebas.  Para más información, se puede consultar el portal de prensa de BMW.

2. Conciertos y exposiciones

Ésta es una de las aplicaciones más avanzadas para el metaverso, pues plataformas como Fortnite y Roblox ya han celebrado conciertos multitudinarios y otras actividades sociales.

Mucho más que un videojuego, Fortnite ya es un lugar de encuentro social virtual. Por su parte, Roblox también está ofreciendo lugares de trabajo con una experiencia cada vez más inmersiva.

3. Oficinas virtuales

Así como Roblox, Facebook también cuenta con una plataforma de realidad virtual para trabajar. Se trata de Horizon Workrooms, un entorno de reuniones digitales accesible desde los Oculus Quest.

A diferencia de las videollamadas, estos programas prometen recrear la experiencia de compartir un mismo espacio con los compañeros de trabajo, según refiere TreceBits.

Imagen tomada de la presentación de Michael Abrash, jefe científico de Oculus de Facebook.

¿Qué ofrecería el internet inmersivo?

Las actividades que podrán realizarse en el también llamado internet inmersivo van desde el ocio hasta los trabajos industriales:

1. Home office metaverso

Se espera que algunos empleos puedan desarrollarse a nivel virtual, a través de avatares u hologramas. En estos espacios, los trabajadores podrán compartir la oficina digital sin que nadie tenga que moverse de su casa.

2. Comunicación a distancia

Un paso más allá de las videollamadas, este universo meta promete lograr que las personas físicamente alejadas puedan interactuar de una manera que se sienta realista.

3. Negocios virtuales

Una de las líneas más prometedoras para la inversión en el metaverso, es la posibilidad de abrir tiendas virtuales, a un mayor nivel que la actual venta de artículos digitales.

4. Venta de artículos físicos

En este mundo virtual inmersivo, también será posible vender productos físicos, que serán autenticados mediante un vale digital o NFT (Non Fungible Token).

El metaverso en el negocio de Facebook

El jueves 28 de octubre, Mark Zuckerberg anunció que su compañía se llamará Meta de ahora en adelante. De esta forma, Facebook pasa a ser un servicio más, junto con Whatsapp, Instagram y las demás redes sociales que se sumen.

La decisión de renombrar a Facebook fue comprendida como un intento por superar su crisis reputacional. Pero, como observó The Verge, también fue una manera de reconocer su apuesta por el metaverso, una tecnología en la que Zuckerberg invirtió 10 billones de dólares tan solo en este año.

A este mismo medio, Zuckerberg le informó que la visión de Meta es dejar de ser una empresa de redes sociales, para convertirse en una compañía metaversa en un plazo de 5 años.

Si bien todavía faltan por desarrollar plataformas, elementos e interconexiones, se espera que en un futuro, el metaverso digital cause una revolución similar a la del ahora llamado “primer internet”.