Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Entender las necesidades, hábitos de consumo y reglas de los consumidores de la generación Y, ayuda a incrementar las ventas.

Un aspecto que define a los consumidores millennials es que quieren encontrar lo que buscan rápidamente y recibirlo en la comodidad de su hogar. Y cuanto más ameno sea el proceso, más rápido volverán a comprar.

El 69 por de los consumidores prefieren concluir sus compras lo más rápido posible, de acuerdo con un reciente estudio de Valassis y Kantar. La generación de jóvenes menores de 36 años impone nuevas formas de consumo. ¿Y qué quieren? Consumir en línea.

Los millennials prefieren comprar online

Según el 12° Estudio Global del Consumidor 2020 de Zebra Technologies Corporation, el 76 por ciento de los compradores millennials asegura que visitaron una tienda física solo para ver los productos y, posteriormente, comprarlos online.

Vender online es brindarle al consumidor una vidriera permanente de productos para comprar cuándo y dónde quiere”, afirma Javier Goilenberg, CEO y co-fundador de Real Trends.

De hecho, la digitalización transformó la relación entre consumidores y marcas, dando como resultado un perfil de consumidor distinto: más informado, conectado, sensible a los precios y preocupado por las evaluaciones de otros compradores.

4 elementos para el engagement

Con el fin de generar mayor engagement entre los consumidores millennials, que compran online, Real Trends, plataforma líder en herramientas de gestión y análisis para vendedores de Mercado Libre, ofrece 4 consejos útiles:

  1. Mantenerse digitalmente activo con campañas en buscadores, redes sociales y mensajería instantánea, con el fin de entender las necesidades de los consumidores millennials y darles lo que buscan. No se trata únicamente de utilizar los canales aptos para vender, sino también para ofrecerles el servicio que necesitan.
  2. Evitar ser un robot. Utilizar bots no es sinónimo de ofrecer una comunicación homologada.  Si bien los millennials son solventes en el uso de tecnología, desean interacciones genuinas y valoran la atención especializada que se les puede ofrecer, como cualquier cliente.
  3. No prometer en vano. Los comercios deben cumplir sin excepciones con todo lo prometido al cliente -desde las condiciones de una oferta y los tiempos de envío, hasta la garantía de devolución. Y si la venta se realiza por redes sociales, es imprescindible contar con proveedores de logística para casos de emergencia. 
  4. Tienda física. Las marcas pueden mantener su tienda rentable si apuestan por entretener al consumidor y no solo mostrar su mercancía.

El potencial de las ventas en línea es muy alto. Por ejemplo, la mitad de los internautas visitaron algún sitio relacionado con el Buen Fin, con una frecuencia de 12 veces, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

“Si se logra enfocar los esfuerzos para alcanzar al público que más consume, ese número podría crecer más rápido en todas las épocas del año. Aprender sobre el comportamiento de los millennials le asegura a las compañías un crecimiento exponencial en sus ventas”, comenta Goilenberg.