Tiempo estimado de lectura: 3 min.

El negocio de drones ha crecido tanto, que ya es como un paraguas bajo el cual operan miles de startups y otras tantas continúan surgiendo cada día.

Juguete favorito de tecnófilos, el dron es la base de múltiples negocios debido a su versatilidad: lo mismo sirve para la industria del entretenimiento que para servicios de logística, seguridad industrial, construcción, marketing, cartografía y protección civil.

El negocio de drones ya se valora en más de 10 mil millones de dólares a nivel global, de acuerdo con Statista. Tan solo en Estados Unidos, vuelan más de 450 mil aviones no tripulados, según la Administración Federal de Aviación (FAA) de aquel país.

Si bien su uso en México es reciente, el negocio de drones ya está regulado por la nueva Norma Oficial Mexicana NOM 107 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Y aunque ya comienza a llegar hacia un punto de saturación en algunos países, este mercado seguirá creciendo mientras se diversifica.

Expectativas de crecimiento

El mercado global de drones es un negocio que podría crecer 10 veces más en 5 años y generaría una reducción de costos de aproximadamente 100 mil millones de dólares, según Barclays.

Actualmente, las aeronaves no tripuladas son empleadas principalmente en:

  • Fotografía
  • Cartografía
  • Recopilación de datos
  • Rastreo de presuntos delincuentes

Hoy en día, los factores de éxito del dron son la calidad de sus cámaras y sensores, las mejoras implementadas en su tecnología de procesamiento y la seguridad en su manejo.

Nuevos giros

Algunos de los nuevos giros del negocio de drones que están presentes en México son:

  • Telecomunicaciones. Muchas empresas de telecomunicaciones mandan a trabajadores a que suban a postes para la inspección de equipos. Es aquí donde los drones están recibiendo una creciente demanda, para proporcionar seguridad al realizar las evaluaciones desde el aire.
  • Petróleo y gas. Entre las compañías de petróleo y gas, el dron se emplea para realizar inspecciones de las tuberías, en suplantación de los helicópteros.
  • Protección civil. Los drones también generan datos sobre el clima, monitorean la evolución de desastres naturales y ayudan a los cuerpos de rescate a evaluar daños.
  • Cartografía. Se están creando herramientas de cartografía similares a Waze, por parte de compañías privadas.
  • Catastro. Algunos estados y municipios de México -como Hidalgo- se apoyan en drones para actualizar su catastro, con fotos de edificaciones y modelos digitales de elevación. Cabe destacar que esta función es crucial para la planeación urbana, la dotación de servicios y el uso del suelo.