Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Si estás un momento de crisis en tu empresa, o quieres evitar ese trago amargo, es importante utilizar un par de herramientas de satisfacción del cliente, que te ayudarán a alejarte de esos momentos.

Bajaron las ventas, el dinero no está fluyendo en el mercado y se detuvieron los negocios. ¿Te parece familiar? A mí y a muchos emprendedores y dueños de pymes, nos pone en alerta.

Si has leído libros de superación, te dirán que las crisis son el momento de oportunidades, pero cuando no puedes cubrir la nómina, o afrontar la operación diaria, es difícil ver las oportunidades que quizá haya en el panorama.

Si estás en ese momento o quieres evitar ese trago amargo, en Helpi Coaching te recomendamos utilizar un par de herramientas que te ayudarán a alejarte de esos momentos; si no evitarlos, sí alejarte un poco. Se relacionan con la satisfacción del cliente ideal.

Pautas iniciales para la satisfacción del cliente ideal

Identifica dentro de tu listado de clientes, actuales y pasados, los que son tus clientes ideales, aquellos con los que te encanta hacer negocios y los identificas porque pagan bien, te recomiendan y se sienten a gusto con tu servicio.

Al detectar a esos clientes, es importante reconocer:

  • ¿Dónde están?
  • ¿Cómo hacen negocios?
  • ¿Dónde se reúnen?

Con este proceso de reconocer a tu cliente ideal, y después de esta sencilla revisión, pasa a descubrir el secreto más grande del mundo. Pregúntales:

  • ¿Qué les gusta de hacer negocios con nosotros?
  • ¿Qué les gustaría recibir de sus proveedores?

Sí, hacer que hagan su lista de buenos deseos y trabajar en ellos.

¡Alguien pidió un deseo!

¿Quieren pagar menos? Revisemos nuestros procesos y veamos qué posibilidad tenemos.

¿Quieren servicio de post venta más ágil? Descarguemos a nuestros técnicos de trabajos que no nos dejan ganancias y que se ocupan en atender a aquellos clientes que pagan mal, compran poco y siempre están exigiendo mucho más de lo pactado.

Quizá esos sean los deseos más comunes, pero pon mucha atención. Muchas veces, sus deseos más fuertes son más fáciles de cumplir y nos generan más negocio.

¿Has observado que los bancos ya dan servicio en sábado? Y ¡están llenos! ¡Alguien pidió un deseo y se lo cumplieron a miles!

Parece que nacimos con ese servicio, pero ¿te acuerdas que había que correr a una calle concurrida, para tomar un taxi? ¡Alguien pidió un deseo y se lo cumplieron a miles!

Hoy podemos ir a una tienda de conveniencia a depositar dinero a una tarjeta, pagar servicios e incluso a comprar boletos de autobús. ¡Alguien pidió un deseo y se lo cumplieron a miles!

Así atraerás más clientes ideales

Con la lista de deseos de tu cliente, descubre cuáles son los que puedes ayudarle a cumplir y planea tus procesos para mejorar tu negocio. Te vas a sorprender: algunos deseos de sus clientes son fáciles de cumplir.

No vas a evitar escuchar: “Bajaron las ventas, el dinero no está fluyendo en el mercado, se detuvieron los negocios”. Pero te vas a mantener un poco más alejado de ese momento.

Empieza por conocer qué desean tus clientes y empieza a cumplir sus deseos. También cumplirán tu deseo: Más Clientes Ideales. Encuentra a tu cliente ideal y cúmplele sus deseos.