Aún no han vencido al correo electrónico, pero las nuevas aplicaciones se posicionan como herramientas de comunicación laboral.

Durante su lanzamiento en el 2013, Slack prometía lo que entonces parecía imposible: terminar con la tiranía del correo electrónico en el mundo laboral. En pocas palabras, ofrecía una comunicación más enfocada, fluida y productiva.

En aquellos años, Skype ya era sinónimo de comunicación instantánea, justo como Hotmail era sinónimo de correos.

Slack aún no se consolida como una alternativa frente al e-mail, pero sí como una herramienta de comunicación interna a la par de su principal competidor: Microsoft Teams. ¿Qué hace diferente a Slack y otras apps similares de conversación instantánea?

¿Slack o Skype?

1. Entorno cerrado

Mientras que Skype permite buscar a cualquier persona con cuenta de Microsoft, en Slack los miembros están afiliados a una empresa u organización. Claro, también pueden entrar usuarios ajenos, pero únicamente a través de invitación.

La ventaja para las empresas es que Slack reduce las distracciones.

2. Integración de notificaciones

En lugar de recibir notificaciones separadas de Mailchimp o Zendezk y muchas otras aplicaciones más, Slack las integra en un solo aviso.  Así, los usuarios reducen el estrés y -sí, nuevamente- las distracciones.

3. Funciones de búsqueda

El buscador de Slack se considera robusto, pues permite encontrar en segundos cualquier documento dentro de la red. Si el usuario no recuerda el nombre del archivo, lo puede hallar fácilmente con solo una palabra clave.

En contraste, Skype permite realizar búsquedas de texto y ver -no buscar- los archivos.

4. Llamadas en video

La fortaleza de Skype está en la funcionalidad de sus videos. Aunque ya es posible sostener videoconferencias por Slack, esta app limita a dos el número de participantes, sin la opción de compartir pantalla en la versión gratuita.

¿Slack o Teams?

Los pros de Slack

  • Simple: Es tan fácil de emplear que el nuevo usuario no tarda en adaptarse.
  • Integrado: Se puede integrar con más de 500 aplicaciones y presentar todas las notificaciones en un solo aviso, como ya comentábamos antes. Además, la principal plataforma de contenido de Slack es Google Drive.
  • Flexible: Es útil para negocios de todos los tamaños. La comunicación puede dividirse por canales según los temas, proyectos o departamentos.

Los contras de Slack

  • Adictivo: Uno de los contras que se han reportado, es que los integrantes necesitan participar continuamente para sentir que están trabajando. Y si por alguna razón, no les es posible entrar por espacio de algunas horas, corren el riesgo de quedarse fuera de las decisiones.
  • Superficial: No es apto para colaborar en asuntos importantes o ponerse de acuerdo en temas complejos.
  • Desorganizado: Mantener conversaciones simultáneas puede ser complicado, en especial dentro de grandes compañías. Aún con canales separados, puede ser retador mantener el hilo de todas las comunicaciones.

Los pros de Teams

  • De gran capacidad: Teams proporciona un espacio de trabajo compartido para todas las aplicaciones de Microsoft Office, como Outlook, Yammer, OneDrive y Excel.
  • Personalizable: Se puede adaptar a requerimientos específicos del equipo.
  • Flexible: Es útil para cualquier actividad, incluyendo ventas, marketing, ingeniería e industria, entre otras.

Los contras de Teams

  • Exclusivo: No permite invitar a ningún usuario ajeno a la organización.
  • Monopólico: Es una extensión de Office 365. Por lo tanto, es aconsejable para quienes ya lo utilizan, pero no tanto para pequeñas empresas y trabajadores independientes.
  • Limitado: El número de canales está limitado y consume mucho almacenamiento.