Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Las dificultades en la sucesión del poder en la empresa familiar, mueven la trama de “Monarca”, la serie producida por Salma Hayek.

En la ficción de la serie “Monarca”, los desacuerdos por la sucesión familiar desatan una guerra de poder. Todo comienza cuando los hermanos se inconforman porque su padre, el presidente del emporio tequilero, decide unilateralmente legar el puesto a su hija, interpretada por la actriz Irene Azuela.

En la realidad, llevar la sucesión familiar en armonía y dentro del marco legal, es uno de los mayores retos para los negocios en México. Se trata de un proceso que necesita planeación y formalización de acuerdos a través de una serie de documentos, como el testamento, el acta constitutiva y el protocolo familiar.

¿Cuándo ocurre la sucesión familiar?

En contra de la creencia general de que únicamente ocurre en caso de muerte, la sucesión familiar también sobreviene por retiro voluntario o enfermedad. Por lo tanto, es un proceso que debería ser previsto desde la estructura misma de la compañía.

Por ejemplo, en “Monarca”, los problemas surgen porque Don Fausto -el patriarca de la familia Carranza- anuncia su retiro voluntario para dejar las riendas de la compañía en el personaje de Ana María. La decisión es tan inesperada que sorprende a su hijo Joaquín, quien estaba más involucrado que su hermana en las operaciones de la empresa.

¿Cómo planearla?

Para planear la sucesión con éxito, los integrantes necesitan incluir cláusulas en el acta constitutiva y en el protocolo familiar, además de otros documentos como el testamento y fideicomisos, de acuerdo con el informe “Empresas familiares en México: el desafío de crecer, madurar y permanecer”, de KPMG Consultores.

Testamento

En caso de fallecimiento, el testamento es la mejor manera de designar a los herederos. Y lo mejor es que todos conozcan su contenido por adelantado, ya que así se previenen conflictos.

A pesar de que constituye un trámite sencillo que, incluso, puede realizarse por internet, solo una minoría de propietarios lo lleva a cabo, de acuerdo con la misma consultora.

Otros documentos

El traspaso de la propiedad se realiza mediante fideicomisos, cesión de derechos u otros similares. Es crucial tomar en cuenta que genera obligaciones fiscales y -en un sentido más profundo- puede ocasionar un desbalance en el poder sobre el negocio, advierte KPMG.

En efecto, el traspaso de la propiedad corre el riesgo de fracturar a la familia en bloques, porque los criterios del negocio no son los mismos que se siguen en la casa. Además, puede provocar la pérdida de patrimonio y la desprotección de una parte de la familia.

Protocolo familiar

El protocolo busca regresar a las bases de la familia y establecer el buen trato entre sus integrantes, por el bien del negocio, explica Mauricio Álvarez, director del Family Business Institute de México.

Para desarrollarlo, el experto recomienda tomar en cuenta cuatro criterios básicos que deben seguir todos los integrantes: el compromiso de hablarse con la verdad, tratar a todos con justicia, saber perdonar y tener una esperanza que pueda convertirse en la visión del negocio.

El plan de sucesión

Para resolver la sucesión familiar, se recomienda elaborar un plan que:

  • Se desarrolle cinco o 10 años antes de que el fundador o socios planeen retirarse.
  • Identifique a los candidatos idóneos para asumir los cargos en el futuro, se les capacite y se les integre al negocio con tiempo.
  • Contemple las opciones de vender o contratar a profesionales ajenos a la familia, cuando sea necesario.
  • Se desarrolle con la asesoría de un externo.
  • Quede por escrito y sea comunicado a todos los integrantes de la familia.

El objetivo de la sucesión familiar va mucho más allá del traspaso de la propiedad o del poder. De hecho, resulta indispensable para que la empresa pueda evolucionar hacia la siguiente generación de manera ordenada y responsable.