Tiempo estimado de lectura: 4 min.

A las comercializadoras que planean abrir tienda online, estos consejos les ayudarán a rearmar su estrategia y posicionarse correctamente en ecommerce.

La pandemia llevó a muchas empresas a buscar nuevos horizontes: ofrecer otros productos o servicios, repensarse como marca o cambiar la estrategia de ventas para incursionar en su tienda online.

En México, seis de cada 10 pymes ya venden por internet. Y aquellas que todavía no lo hacen (más del 30 por ciento), consideran que es por sus altos costos de logística, de comisiones por venta o simplemente porque desconocen las plataformas adecuadas.

Si tu empresa está atravesando este proceso, puedes leer esta guía descargable con buenas prácticas para ingresar al mundo online y reflotar tu emprendimiento. Quizá te preguntes por dónde conviene comenzar a vender tus productos o cómo posicionar tus servicios. ¡Te lo contamos a continuación!

Factores críticos de una tienda online

“La transición hacia la digitalización de los negocios llegó de manera forzosa con la pandemia, pero permitirá que muchas empresas (sin importar su tamaño) puedan destacarse en el futuro cercano”, comentó Javier Goilenberg, CEO y cofundador de Real Trends.

Estos son 4 temas cruciales para tener en cuenta, a la hora de iniciar una tienda en línea, o incluso mejorar tu posicionamiento actual:

1. Diferenciarte de tu competencia con tu imagen de marca

En tu propia tienda online, podrás destacarte a través de los colores, las fuentes y el diseño.

Sin embargo, para sobresalir en los marketplace, necesitas también atender otros detalles que son específicos de este canal de ventas. Por ejemplo, contar con títulos atractivos en las publicaciones, redactar información completa sobre los productos e incorporar fotos de buena calidad.

2. Generar tráfico

Atraer visitantes hacia tu marca es más sencillo desde un marketplace, como Mercado Libre, porque te da una visibilidad mayor a un costo menor.

En tu tienda online, para optimizar el tráfico deberás estar posicionado en los resultados más altos de búsqueda en Google.

Para ello, puedes utilizar una estrategia combinada que apunte tanto a la publicidad como al posicionamiento orgánico. Además, puedes acompañar esa estrategia con campañas en redes sociales, donde se encuentre tu público objetivo. Si tu target es más joven, tal vez debas considerar algunas nuevas como TikTok.

3. Cuidar la experiencia de compra

Para que un cliente vuelva por más, es fundamental asegurar una excelente experiencia de compra.

Si tienes de aliado a un marketplace, puedes despreocuparte por la calidad del envío y del servicio de pagos, ya que de todo eso se encargará la plataforma de ventas.

No obstante, desde tu tienda online propia es más retador diseñar una experiencia de compra de calidad: desde la facilidad de navegación, hasta la entrega, pasando por los pagos en línea.

Adicionalmente, debes sumar el valor agregado de la personalización y enfocarte en generar un excelente trato con tu cliente a lo largo de todo el proceso.

4. Diversificar canales

Dado que cada vez son más los canales disponibles de contacto directo con el comprador, es necesario establecer una estrategia comercial de diversificación.

Comenzar por una plataforma de ventas, como Mercado Libre o Amazon, es una buena opción, para luego pasar a otros canales complementarios, como tu tienda online propia o la venta a través de redes sociales.

Y si cuentas con un sistema de administración que integre tus distintos canales de ventas por internet con el resto del negocio (inventarios, facturas, contabilidad), operar en línea será más sencillo.

Finalmente, es clave contar con un sello de calidad en tu tienda online y un sistema de valoraciones, u opiniones. Ambos son cruciales para que los consumidores adquieran confianza en tu negocio.