Tiempo estimado de lectura: 4 min.

¿Cómo realizar una buena inversión en tecnología, para la transformación digital en las empresas como la tuya?

Comenzar la transformación digital en las empresas parece sencillo, ante la amplia oferta de software que ofrece alcanzar los más diversos objetivos, a través de capacidades tecnológicas como el big data, la automatización y la inteligencia artificial.

Por supuesto, la abundancia de programas y recursos empresariales, que se puede constatar en sitios como Compara Software, es una buena noticia para las pymes.

Sin embargo, no hay que confundir la adquisición de tecnología con la transformación digital. En otras palabras, no es lo mismo implementar un software que adoptarlo.

Para obtener provecho de un software o una aplicación, es indispensable elegir cuidadosamente y mirar más allá de las etiquetas. La clave está en elegir el que la empresa pueda implementar y combinar con los programas que ya utiliza.

Consideraciones para la transformación digital en las empresas

La digitalización es el proceso de convertir señales analógicas a digitales. En el ámbito de los negocios, la transformación digital es aprovechar las tecnologías de información para volver más productivos los procesos operativos y administrativos.

En la práctica, implica:

  • Presencia en internet: Página web, aplicaciones y redes sociales, principalmente.
  • Digitalización de procesos: Uso de sistemas de administración, facturación electrónica, CRM y otros sistemas que automatizan el trabajo administrativo, apoyan la gestión y el marketing.
  • Automatización: Integración y automatización de procesos.

Primer paso: el análisis interno

Por lo general, las empresas se resisten a implementar tecnologías por creencias falsas o mitos, explicó Guillermo Ortega, director de Lab4 e instructor del curso “Herramientas digitales para transformar tu negocio”, en la Academia de Negocios Bind. Por ejemplo, creen que los programas de software son muy caros o difíciles de utilizar.

Efectivamente, la transformación digital puede ser costosa, si no responde a necesidades reales del negocio o si el personal no está capacitado para su aprovechamiento.

Para evitarlo y lograr un buen retorno de inversión, Ortega recomienda efectuar un análisis interno para identificar o diagnosticar las necesidades del negocio.

Segundo paso: la elección

Una vez identificado el objetivo que cumplirá la nueva tecnología, es momento de pedir información y comparar las opciones.

Para discernir, es útil tomar en cuenta que el software:

  • Sea adecuado para los trabajadores. Para determinarlo, se sugiere elegir a un grupo de beta-testers de diferentes áreas y perfiles.
  • Ofrezca un precio competitivo.
  • Esté integrado o encaje en el ecosistema de tecnologías de la información de la empresa.
  • Se actualice constantemente. Sea flexible o escalable.
  • Incluya servicio de soporte y capacitación.

Tecnología empresarial: claves para aprovecharla

1. Talento humano

El talento humano con las competencias laborales necesarias podrá sacar provecho de la tecnología. También puede ser buena idea recurrir a personal especializado que apoye en la adopción de la tecnología, destaca Ortega.

2. Infraestructura

Aunque requiera implementación, la nueva tecnología debe incorporarse de manera orgánica a los procesos e infraestructura de la empresa. Es decir, ser compatible con las plataformas o sistemas en uso.

3. Actualización

Con el ritmo de innovación actual, es latente el peligro de que un sistema quede obsoleto en poco tiempo. En tal sentido, el Software as a Software (SaaS) tiene la ventaja de que se actualiza de manera permanente y crece con la empresa.

4. Facilidad

Sí: los trabajadores necesitan competencias digitales. Pero eso no elimina la necesidad de que el software sea lo más sencillo de utilizar. Así, más áreas podrán beneficiarse de su uso.

5. Implementación

Una vez elegido el software o programa empresarial, los beta-testers pueden apoyar a los compañeros en la adopción de los nuevos sistemas.

6. Capacitación continua

Conforme pasa el tiempo y la empresa crece, es recomendable que todos en la compañía puedan sacar provecho y ser más productivos con estas herramientas.

Para lograrlo, se puede ofrecer capacitación continua o un espacio para que los trabajadores puedan despejar sus dudas sobre el uso de las distintas herramientas.

7. Tecnología en la nube

Los beneficios de subir la empresa en la nube son el acceso a la información y los procesos de negocio en tiempo real y desde cualquier lugar. Además de la seguridad y la reducción de costos, pues no requiere mantenimiento.

En suma, la transformación digital en la empresa es un proceso integral y de largo plazo. Por ello, no debería apoyarse en productos de moda, sino en soluciones flexibles, que crezcan con el negocio y garanticen un retorno de inversión.