Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Por ser fuente de recompensas y financiamiento, el mercado de valores en México debe ampliarse, consideró la economista y asesora de negocios, María Dolores Ortega.

Las empresas están perdiendo oportunidades de financiamiento y recompensas, al estar ausentes del mercado de valores, advirtió María Dolores Ortega, economista y consultora empresarial.

“Lamentablemente, el número de empresas enlistadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) son 145 actualmente, cuando hay registrados en el IMSS 981 mil 155 patrones en el país”, detalló la asesora de negocios.

De esta cantidad, tan sólo 2 mil 186 empresas emplean a más de mil trabajadores. Es decir, que al menos este grupo grande de empresas deberían estar ya cotizando, lamentó Ortega.

Es fuente de recompensas y financiamiento

En primer lugar, estos mercados son fuentes de reconocimiento. “Es una pena que en México el mercado de valores no tenga un mayor dinamismo en la vida empresarial, porque no hay mejor recompensa para una empresa, que una buena evaluación del mercado”, explicó la economista.

En segundo, son el origen de recursos de alto valor, que recogen a través de la emisión de acciones. “Significa (para las empresas) compartir su éxito y también sus riesgos, pero es en teoría la forma no onerosa de adueñarse de recursos para invertir”, comentó María Dolores Ortega.

“Por supuesto, el costo es que una parte de la empresa ya no será suya, sin embargo, es la manera más sana desde el punto de vista financiero para hacer crecer su negocio”.

Se abren oportunidades en el mercado de valores

El desconocimiento causa que muchas empresas ni siquiera contemplen su acceso a una bolsa de valores. Sin embargo, recordó Ortega, los costos para inscribirse ya son menores y desde el 2017 existe una nueva alternativa: la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

“Las expectativas son que ambas bolsas de valores puedan contribuir al crecimiento del mercado de valores en el país, y más ahora, que la nueva administración federal de Andrés Manuel López Obrador recién emitió y ya publicó en el Diario Oficial de la Federación, un estímulo fiscal a favor de los participantes el mercado bursátil”.

Con estas nuevas medidas se disminuyó la tasa de ISR aplicada hasta el año pasado por la enajenación de acciones en bolsa de valores, “que podría ser de hasta 35 por ciento a un 10 por ciento”, observó la especialista.