Tiempo estimado de lectura: 2 min.

¿En dónde estará tu negocio dentro de 5 años? Toma en cuenta estas directrices para definir tu visión estratégica.

Así como todo capitán sabe el rumbo que seguirá su barco, todos los emprendedores y emprendedoras deben tener bien clara y definida la visión estratégica de su empresa, pues son los responsables de dirigir el rumbo que tomará el negocio.

De hecho, los procesos de orden y estandarización de la empresa parten de la visión estratégica; es decir, que todas las pequeñas y medianas empresas deben saber con certeza el rumbo que tomarán para llegar al éxito.

Los procesos para las pymes que buscan llegar a su objetivo, deben estar bien definidos.

Hoy en día, existen servicios de asesoría para emprendedores y pymes -como Helpi Coaching– que te ayudan a implementar paso a paso el orden y estandarización de la empresa y con ello a hacer más sencillo tu camino.

¿Qué es la visión estratégica empresarial?

Para empezar, la visión estratégica es a dónde quieres llevar a tu empresa. Lo más recomendable es que plantee cómo ves la evolución del negocio a 5 años y luego hacer una revisión periódica del avance para mantener el enfoque.

Un punto muy importante es que esta visión organizacional debe ser compartida con toda la empresa, estar siempre visible y leerse constantemente para que los empleados se familiaricen con ella y ayuden a que esta visión estratégica se cumpla.

Toma en cuenta estos 10 elementos básicos

Algunos de los elementos que debe contener tu visión estratégica son:

  1. Es un escrito de dos cuartillas describiendo cómo deseas que sea tu empresa en 5 años.
  2. Se escribe en presente (para que sea una afirmación contundente).
  3. Describe a qué producto o servicio ofreces.
  4. Señala qué cantidades esperas facturar al año.
  5. Anticipa cuánto será el margen bruto y la utilidad neta, así como otros indicadores de gestión que te parezcan relevantes.
  6. Presenta una definición de tu mercado.
  7. Establece cuántos empleados espera tener.
  8. Incluye cuántas oficinas, sucursales u otras unidades que permitan medir el crecimiento.
  9. Explica cómo serán sus empleados (cualidades).
  10. Menciona qué promesas cumplirá a sus clientes.            

Por supuesto, éstos son los aspectos básicos y puedes agregar otros que te parezcan relevantes.

Lo importante es que tú, como todos los emprendedores, tengan definida esta visión estratégica para no ir a ciegas en el camino.