Tiempo estimado de lectura: 6 min.

Igual que muchos trabajadores, puedes alternar tu empleo con una empresa propia. La clave es contar con un plan de negocios y organizar tu tiempo.

Un negocio propio puede ser la fuente de ingresos que necesitas, la vía para realizar tus sueños o el plan perfecto para el retiro. El problema es que pocos pueden darse el lujo de abandonar su empleo para lanzarse a la aventura emprendedora.

La buena noticia es que, como lo demuestran millones de casos, es posible hacerlo sin abandonar la seguridad laboral. Mientras que la búsqueda de ingresos propios es cada vez es más común en México, en Estados Unidos ya hasta le pusieron nombre a esta actividad: side hustle. Y el 15 por ciento de los norteamericanos lo practican.

Por supuesto, el negocio dependerá de tus gustos y conocimientos. Pero también deberás tomar en cuenta tus horarios, las oportunidades de mercado y tu presupuesto inicial. Por lo pronto, te compartimos algunas posibilidades que comparte el consultor Ryan Robison. Son ideas que, si bien no requieren inversión, sí involucran grandes dosis de organización y talento.

1. Coach en línea

Aprovecha tu pasión o habilidades más destacadas para apoyar a otras personas. Eso sí: necesitas tener claro en qué áreas puedes ofrecer asesoría y acompañamiento de valor. Y deberás saber cómo medir tus resultados.

Un tip extra: puedes buscar un socio que te apoye con aquellas áreas que no son tu fuerte, para que puedas brindar una solución más completa a tus clientes. Otra opción es capacitarte. Si quieres seguir online, echa un vistazo a la oferta de cursos en Udemy.

2. Vendedor por comisión

Si te consideras sociable, tienes una amplia red de conocidos y posees la voluntad de tomar algunos riesgos, puedes dedicarte a las ventas por comisión. No estamos hablando únicamente de seguros y otros servicios financieros: existen todo tipo de empresas que están en la búsqueda de vendedores.

El primer paso es desarrollar tu estrategia de ventas. Para hacerlo, puedes apoyarte con algunos cursos de ventas y prospección de clientes en LinkedIn o la misma plataforma de Udemy. Una vez que hayas iniciado, no te preocupes si descubres que no es lo tuyo: una ventaja de esta aventura es la flexibilidad que te da para cambiar tu rumbo.

3. Especialista en Google Ads

Si estás involucrado en el marketing digital, entonces tu conocimiento es oro puro para profesionistas independientes y microempresas que -en la mayoría de los casos- todavía no manejan publicidad en línea.

Puedes comenzar ofreciendo tus servicios como coordinador o asistente de campañas en Google Ads. Poco a poco, podrás aumentar tu cartera de clientes.

4. Consultor de viajes

Si te sabes los precios de los vuelos, conoces todo sobre los destinos y te apasiona el servicio, este rubro puede ser el tuyo. Puedes comenzar con tus amigos: ofrécete a coordinar su próximo viaje, a cambio de obtener sus recomendaciones.

Para esta actividad, es crucial tu presencia digital: crea tu marca, abre una página web y asegúrate de mantener dinámicas tus redes sociales. Puedes dar un plus especializándote en las tendencias con mayor demanda, como el turismo de experiencias y el ecoturismo.

5. Proveedor de alimentos

Si la cocina es lo tuyo, siempre es buena idea de negocio comenzar un restaurante o un servicio de comidas a domicilio o para eventos. Y si te gusta hornear, hacer pasteles puede ser el proyecto perfecto, ya que no te exige un horario concreto.

Eso sí: debes estar muy seguro de cumplir tus tiempos con los clientes, ya que tu negocio dependerá de sus referencias. Apóyate en las aplicaciones que te ayudan a coordinar tus servicios de entrega, ser puntual y llegar a más clientes.

6. Redactor freelance

Cada vez más páginas de internet contratan redactores -o copywriters- para desarrollar contenido. Si no cuentas con mucha experiencia ni portafolio, puedes iniciar este trabajo de la misma forma que el de consultor de viajes: obteniendo las recomendaciones de los amigos.

Una idea para posicionarte es abrir tu página web y añadir algunos contenidos descargables. Así, los potenciales clientes podrán constatar tus habilidades en la redacción.

7. Instructor de yoga

Sí, el yoga está de moda desde hace varios años. Y no parece que vaya a detenerse. Esta filosofía ancestral gana adeptos cada día, tanto entre quienes buscan ejercitarse, como entre quienes anhelan una práctica espiritual.

Debido a que la renta de un local es costosa, puedes aliarte con socios. Otra alternativa es aprovechar tu propio espacio. Un beneficio adicional de este rubro de negocio es, sin duda, que podrás ayudar a otros manteniendo tu balance.

8. Proveedor de cuidados para adultos mayores

El oficio de cuidador es uno de los que tienen mayor futuro. La población envejece y todavía no hay ninguna tecnología que pueda suplir a un cuidador empático, profesional y bien capacitado.

Si tu perfil es humanista y te gusta ayudar a otros, puedes convertirte en un proveedor de cuidados para adultos mayores. Tendrás que entrenarte para adquirir las certificaciones necesarias y, sobre todo, establecer cuál es el nivel de cuidados que podrás ofrecer.

9. Servicio móvil de lavandería

Todos ensuciamos ropa. Pero no todos tenemos el tiempo para cuidar de ella como deberíamos. Una buena idea de negocio es el de las lavanderías que recogen a domicilio. Y si le quieres agregar un valor: ¿por qué no entregarla ya doblada, al estilo de Marie Kondo?

10. Cuidado de mascotas

Hablamos de un servicio profesional de cuidado a las mascotas. Incluso, ya hay algunas plataformas -como Cuida mi Mascota– que enlazan a los dueños con personas que están dispuestas a recibir a los animalitos en su propia casa.

El servicio puede ser personalizado, de manera que el cliente decida si deberás dejar que el gatito se suba o no a los sillones. O si el perro podrá dormir en el patio. Te sorprenderá el valor de mercado que ha adquirido este negocio.

¿Listo para emprender? Si necesitas más ideas, puedes revisar este artículo sobre cómo hacer negocio con drones. En cualquier giro que elijas, con un plan de negocios y disciplina, seguro que lo podrás lograr.