Los robots colaborativos, la inteligencia artificial y la automatización de procesos son tecnologías que cada vez más pymes están adoptando en México.

Durante el más reciente “Día de Conferencias y Talleres” de Women in Data Monterrey, un hecho sorprendió: la cantidad de personas que llegaron, provenientes de diversas empresas, para aprender sobre inteligencia artificial, machine learning, behavioral economics y otras ramas de la ciencia de datos.

“Nos sorprendió la asistencia de grupos de gente que pertenecía a empresas, grupos de empleados, programadores, empresarios… y en su mayoría fueron mujeres, lo cual era el objetivo del evento”, comentó la coordinadora de esta comunidad, Juana María de los Lagos Martínez Cadeñanes, en entrevista con Experto PYME.

Desde hace varios años, la robótica, la inteligencia artificial, la analítica, el big data y otras ramas de la ciencia de datos están presentes en la actividad económica de México e, incluso, en nuestro estilo de vida.

Estas son 3 tecnologías que las pymes ya están aplicando para incrementar ventas, optimizar recursos, agilizar procesos y otros objetivos que permiten su crecimiento.

1. La automatización robótica

Cada vez más tareas repetitivas están siendo automatizadas en las empresas, con el fin de agilizar procesos y optimizar los recursos, de acuerdo con Germán Ortiz, socio líder de la Industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones en Deloitte.

“Tanto los robots como la Automatización Robótica de Procesos (RPA, por sus siglas en inglés) se han convertido en una realidad inminente para la industria”.

Germán Ortiz, socio líder de tecnología, medios y telecomunicaciones en Deloitte.

“Tanto los robots como la Automatización Robótica de Procesos (RPA, por sus siglas en inglés) se han convertido en una realidad inminente para la industria”, señala. “¿Por qué los robots y la RPA han despertado el interés de las empresas? Porque ambos se han convertido en una palanca viable y rentable para generar valor”, explicó el analista.

Esta tecnología permite:

  • Reducir los costos
  • Mejorar la gestión del riesgo que implica la operación
  • Crear capacidades para permitir el crecimiento
  • Mejorar la experiencia del cliente

2. La inteligencia artificial (IA)

“Los acercamientos a la ciencia no tienen por qué ser complicados, de hecho, hay temas de tecnología y ciencia que aplicamos a diario”, puntualizó la coordinadora de Women in Data en Monterrey.

En su conferencia para esta comunidad, la científica de datos Mariana L. Franklin mostró ejemplos que se están realizando en laboratorios para ver qué tan cercana está la inteligencia artificial al comportamiento humano, refirió Martínez Cadeñanes.

“Es tecnología que ya está siendo aplicada y ni siquiera lo sabemos. Son cuestiones que tienen un tiempo avanzando en el ámbito comercial para poder moldear el comportamiento del consumidor”, explicó.

Un caso es el de la compra programática, que emplea algoritmos para optimizar las campañas publicitarias en internet. En tiempo real, permite impactar al usuario en el momento preciso. Y para lograrlo, se alimenta de diversas fuentes de información.

En Monterrey, la empresaria Fernanda Cantú utiliza la IA en la plataforma de Pulpai. A través de un algoritmo personalizado, informa a sus clientes cómo se han comportado las ventas y predice cuánto es posible que vendan en los próximos meses.

En su conferencia “Inteligencia Artificial: Viendo hacia el futuro”, la científica de datos mostró las aplicaciones de esta tecnología para el mundo del marketing.

3. Los cobots

Llamados cobots, los robots colaborativos son más sencillos y de menor costo que los tradicionales. Por tal motivo, cada vez más pymes del sector manufacturero los están utilizando en sus líneas de producción.

“Los cobots son una oportunidad para que las pymes puedan automatizar procesos que, si bien aportan valor, son rutinarios y desgastantes”, destaca Germán Ortiz. “Reemplazan al operador en este tipo de tareas y, debido a su condición inofensiva, pueden trabajar al lado de ellos sin ningún inconveniente”.

México ya es el cuarto importador de robots industriales en el mundo, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), tan solo detrás de China, Alemania y Estados Unidos.

Si bien se espera que esta tecnología reemplace algunos puestos de trabajo, el impacto al final del día podría ser positivo, pues también propiciará la creación de nuevas vacantes.