Tiempo estimado de lectura: 3 min.

La plataforma de Cobros Digitales (CoDi), que permitirá hacer pagos entre celulares de manera instantánea, estará lista este año.

Este mismo año, los usuarios podrán despedirse del efectivo y las tarjetas bancarias, para comenzar a pagar desde sus celulares. Se trata de la plataforma de Cobros Digitales (CoDi), que permitirá las transferencias instantáneas y está en desarrollo por parte del Banco de México (Banxico).

Los negocios, por lo tanto, deberán contar con esta plataforma instalada en su terminal de venta, computadora o teléfono. De hecho, el sistema de CoDi utilizará el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), con la diferencia de que funciona al instante a través de códigos QR y NFC.

Un grupo de 29 instituciones bancarias ya están realizando pruebas con CoDi, con el objetivo de garantizar su seguridad y conectividad, de acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM).  

Además, la plataforma entrará en una fase piloto este mes de abril, informó el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Estos son algunos de los beneficios que se espera obtener con esta plataforma:

  • Un medio de pago más eficiente y rápido: El sistema funcionará las 24 horas, los 365 días del año. Las transacciones serán realizadas al momento.
  • Inclusión financiera. Permitirá que los microempresarios puedan aceptar pagos electrónicos sin costo adicional, como el que les genera el uso de una Terminal Punto de Venta (TPV).
  • Reducción de costos. El sistema CoDi es gratis, con lo que se eliminarán las comisiones por transferencias y pagos efectuados.
  • Seguridad. Es imposible manipular o clonar los chips de la tecnología NFC, por lo que son menos vulnerables al fraude que las tarjetas bancarias, de acuerdo con la información que ha revelado el Banco de México.

¿Cómo funciona?

Mientras que el QR es como un código de barras que permite almacenar información para después ser mostrada desde un celular, la tecnología NFC sirve para transmitir datos con el sólo hecho de aproximar dos dispositivos móviles.

Estos sistemas permiten la transferencia instantánea entre dos cuentas. Los usuarios entrarán a la aplicación desde sus celulares, a través de una contraseña y huella digital. El comercio solicitará el pago y el cliente deberá simplemente aceptarla escaneando el código QR.

Si bien la plataforma está pensada para micros, pequeñas y medianas empresas, las grandes firmas también se sumarán. Un ejemplo es Uber, que ya anunció su intención de integrar este nuevo método de pago a su sistema.

La fase piloto comenzará con un programa dirigido a jóvenes que no ha sido especificado. En una segunda fase, la plataforma será introducida a una ciudad de 150 mil habitantes y, finalmente, entrará a una población pequeña que actualmente no cuenta con servicios bancarios.