Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Con el objetivo de aumentar la recaudación e incrementar la base de causantes, la autoridad hacendaria estableció el buzón tributario como el canal oficial para enviar notificaciones a los causantes.

Este año, el buzón tributario se convirtió en un canal estratégico de comunicación para el SAT, pues los contribuyentes que no lo habiliten o actualicen, serán acreedores a multas desde 3 mil hasta más de 9 mil pesos.

Como parte de la miscelanea fiscal de este año, el artículo 86 del Código Fiscal establece que la autoridad asumirá que un contribuyente se opone a sus notificaciones, cuando no habilite su buzón tributario o no mantenga actualizados sus datos de contacto.

En tales casos, y dependiendo de la infracción, los causantes tendrán que pagar multas desde 3 mil 80 pesos y de hasta 9 mil 250 pesos.

El plazo máximo para activar y actualizar el buzón tributario es el 31 de marzo para las personas morales, y el 30 de abril para las personas físicas.

¿Qué es necesario informarle al SAT?

Los mecanismos de comunicación solicitados por la autoridad fiscal son al menos un correo electrónico y un número de teléfono celular. Para habilitarlos, es necesario registrarlos y confirmarlos a través de una liga y un código de verificación generados por el SAT.

Asimismo, es importante que, al concluir la activación de los medios de contacto, el causante guarde sus acuses de recibo para defenderse en caso de una acusación posterior.

Las nuevas características del buzón tributario

Implementado desde el 2014, el buzón tributario es un canal de comunicación entre las autoridades y los contribuyentes, que está disponible a través de la página del SAT.

  • Su principal función es avisarle al causante que tiene notificaciones pendientes sobre sus obligaciones fiscales.
  • También sirve para realizar trámites fiscales de rutina de una manera más sencilla que desde el portal general, ya que muestra la información personalizada.
  • Permite establecer hasta cinco direcciones de correo y un número de teléfono o celular para recibir los mensajes del SAT.

Apuesta por la personalización

Además de las multas, el SAT aspira a que cada vez más contribuyentes habiliten su buzón tributario, ofreciéndoles un diseño más sencillo y fácil de usar que el portal general.

La personalización de los datos es una de las principales apuestas para incentivar el uso de esta herramienta. Una vez dentro, el sistema identifica los regímenes a los que pertenece el contribuyente y le muestra únicamente los trámites y servicios aplicables.

Sin embargo, la opción “Ver todos” permite retirar el filtro de personalización para acceder a todos los contenidos, como se explica en el portal de trucos de navegación del SAT.