Tiempo estimado de lectura: 3 min.

En la víspera del Día del Internet, que se celebra el 17 de mayo, recordamos cómo ha cambiado el comercio electrónico, así como sus beneficios para los negocios.

Comprar productos online resulta cada vez más familiar, porque con los avances de la tecnología y la seguridad aplicada al proceso de compra, el comercio electrónico se ha vuelto funcional y confiable.

Entre otros cambios, la cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus llevó a vendedores y compradores a modificar sus estrategias y hábitos. Hoy, son cada vez más las marcas que comercializan sus productos a través del comercio electrónico y los usuarios se adaptan rápidamente. 

Amazon es pionero

Recapitulando la historia del ecommerce, el primer minorista que vendió bajo esta modalidad en el mundo fue Amazon, en 1995, cuando funcionaba como una librería online.

Una década más tarde, en algunas partes del mundo, el fenómeno del Cyber Monday, fecha especial de descuentos, demostró que los usuarios quieren comprar online, conseguir rebajas y recibir los productos en su domicilio.

El comercio electrónico en la pandemia

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) realizó un informe sobre el impacto del COVID-19 en el comercio electrónico. Entre sus resultados, destaca que el 55 por ciento de los encuestados “no quería salir de casa por la pandemia”.

Sin embargo, el deseo de compra permaneció y los consumidores empezaron valorar ventajas como:

  • Envíos gratis
  • Varias modalidades de entrega
  • Variedad de opciones de pago

Como resultado, cada vez, son más los nuevos consumidores online. Según Mercado Libre, el marketplace más importante de América Latina, durante la pandemia, la plataforma de ecommerce le dio la bienvenida a 1.7 millones de nuevos usuarios.

¿Por qué es importante ser parte del comercio electrónico?

Real Trends compartió 5 beneficios del comercio online para los negocios:

  1. El comercio electrónico respeta las reglas de un consumidor cada vez más exigente, debido a que tanto las tiendas propias como los marketplace, están abiertos todo el año, las 24 horas del día.
  2. Permite mejorar el posicionamiento de una marca a través de la publicidad y del contenido orgánico para generar más tráfico hacia el sitio web o las redes sociales de un negocio.
  3. No requiere de una inversión inicial importante, en comparación con otras empresas. Además, el ecommerce de una marca puede armarse rápidamente. La clave es conocer el mercado, investigar a los competidores y la categoría en donde se opera para diferenciarse y destacarse.
  4. Cuenta con más soluciones de pago y envío a través de socios estratégicos que permiten potenciar las ventas de un negocio.
  5. Finalmente, el comercio electrónico brinda seguridad y confianza al consumidor que busca reseñas de otros compradores.