Tiempo estimado de lectura: 4 min.

La estrategia omnicanal es idónea para atender las demandas de la población durante la pandemia del coronavirus Covid-19, de acuerdo con reporte de la AMVO.

En China, Corea del Sur, Francia y otros países que han atravesado la crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19, la población ha podido obtener artículos de primera necesidad sin acudir a las tiendas físicas, a través del comercio omnicanal.

Las ventas online han sido tan importantes para ayudar a controlar la pandemia, que las empresas tienen ante sí el reto de continuar desarrollando soluciones digitales de forma acelerada para satisfacer la demanda.

Así lo destaca el reporte “Coronavirus: impacto para el comercio electrónico y consejos para las empresas”, de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), que brinda 10 consejos para que las empresas del país puedan desarrollar su comercio omnicanal para responder a la demanda creciente.

El comercio omnicanal durante la pandemia

Desde el pasado enero, cuando el coronavirus Covid-19 fue identificado, gran parte de la población afectada en el mundo ha podido abastecerse a través del comercio omnicanal.

En China, por ejemplo, Carrefour aumentó su entrega de verduras en 600 por ciento. El minorista online JD.com informó que sus ventas de comestibles se incrementaron 215 por ciento; y tan solo en un periodo de 10 días transcurridos entre enero y febrero, vendió 15 mil toneladas.

Por otro lado, la empresa de retail WeMakePrice, de Corea del Sur, vendió 700 por ciento más productos de salud y comida, en comparación con el mismo periodo del 2019.

En Polonia, las ventas online de alimentos secos crecieron 160 por ciento y en Italia, el comercio digital registró un alza de 101.5 por ciento.

El consumo tradicional está migrando a internet, en particular en los siguientes rubros:

  • Venta de alimentos
  • Educación
  • Atención médica
  • Servicios financieros
  • Entretenimiento

10 consejos para las empresas mexicanas

Si bien cada país enfrenta la pandemia de manera distinta, las empresas en México tienen la oportunidad de implementar las mejores prácticas que han funcionado en otros países, como el comercio omnicanal, observa la AMVO.  

“Un punto crucial que se debe tomar en cuenta es que las ventas en punto físico serán las más afectadas a la luz de la situación de COVID-19; y esto puede ser el impulso para que las empresas consideren seriamente revisar su estrategia omnicanal”, señala la Asociación.

En tal sentido, éstos son 10 consejos para incursionar o afianzar el comercio omnicanal, como una estrategia que permita ofrecer los productos a través de distintas formas de entrega.

  1. Determinar el tipo de productos que recibirán más demanda, así como aquellos de primera necesidad. Implementar un sistema de inventarios para monitorear existencias en tiempo real.
  2. Buscar proveedores adicionales de los productos con mayor demanda, para garantizar el abastecimiento.
  3. Mantener comunicación con los proveedores logísticos, para conocer el nivel de servicio que estarán ofreciendo durante el periodo de contingencia sanitaria.
  4. Modificar el mix actual de canales de ventas.
  5. Realizar desinfección del almacén. Asegurarse de contar con los empaques adecuados e implementar protocolos de higiene en la línea de embalaje, así como medidas de salud en el trabajo.
  6. Evitar que los empleados responsables entreguen los paquetes en mano al cliente final, para evitar el contacto físico.
  7. Promover los medios de pago por anticipado y digitales, para reducir al mínimo los pagos en efectivo.
  8. Mostrar la cantidad de inventario disponible en la página del producto.
  9. Comunicar a los clientes de manera eficaz porqué no es posible contagiarse de coronavirus mediante un paquete.
  10. Mantener al cliente informado en todo momento sobre el estatus de su pedido, a través de correos electrónicos.

Es momento de reforzar la estrategia

Una de las diferencias del comercio omnicanal con el multicanal, es que mientras éste último solo contempla que las empresas diversifiquen sus canales de venta, el primero es una estrategia para centrarse en el cliente.

En efecto, el comercio omnicanal consiste en ofrecer una variedad de canales de pago, venta y entrega, así como de diseñar una experiencia de compra personalizada y homogénea, para que el cliente siempre se sienta en la misma tienda, desde cualquier canal.