Tiempo estimado de lectura: 4 min.

La deducción de impuestos es el mecanismo adecuado para que las personas físicas paguen lo justo por sus ingresos y gastos.

Tras presentar su primera declaración anual como persona física con actividad empresarial, Lucía tuvo que pedir un préstamo para pagar sus impuestos. Y es que la cantidad que resultó a su cargo fue demasiado elevada en relación con sus ganancias del año.

Sí, obtuvo ingresos altos en el ejercicio, pero también gastó mucho e invirtió en diversos rubros para desempeñar su trabajo. Pero eso no lo sabe la autoridad fiscal, porque Lucía no siguió los procedimientos necesarios para obtener los comprobantes y aplicar, así, la deducción de impuestos.

En efecto, así como las personas físicas con actividad económica están obligadas a darse de alta en Hacienda, también deben informar adecuadamente sobre los gastos e inversiones que realicen como parte de su giro.

En otras palabras, los contribuyentes deben seguir una serie de requisitos para tributar sobre la base de sus ganancias reales, y no de sus ingresos. Es decir, para obtener la deducción de impuestos y pagar lo justo.

¿Qué se puede deducir?

Las deducciones de las personas físicas varían según su régimen de tributación, pero se dividen entre deducciones personales y deducciones autorizadas.

En primer lugar, las deducciones personales son aquellos gastos no relacionados con la actividad empresarial, pero que sí resultan indispensables para la vida cotidiana, como los honorarios médicos, las colegiaturas y el crédito hipotecario.

Por otro lado, están las deducciones autorizadas, que consisten en erogaciones realizadas en el marco de la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y son aplicables según el tipo de ingresos o actividades realizadas por la persona física.

Por ejemplo, en el régimen de personas físicas con actividad empresarial, algunas de las deducciones autorizadas son:

  • Adquisiciones de mercancías, así como de materias primas, productos semiterminados o terminados, que se utilicen para prestar servicios, fabricar bienes o enajenarlos.
  • Los gastos estrictamente indispensables para la obtención del ingreso.
  • Inversiones.
  • Intereses pagados derivados de la actividad empresarial o servicio profesional.
  • Las cuotas obrero-patronales pagadas al IMSS.

Para calcular el ISR, las personas físicas deben sumar sus ingresos y restar los dos tipos de gastos: las deducciones personales y las deducciones autorizadas. Así, obtienen la utilidad o la pérdida, que será la base para la estimación del impuesto.  

¿Cómo se realiza la deducción de impuestos?

Hasta hace algunos años, la deducción de impuestos era un procedimiento tan sencillo y abierto, que dio lugar a una gran cantidad de abusos para no pagarle a Hacienda, como explicó el contador Jorge Ríos, director de Ríos Ríos & Co, en el programa Estación Emprende del gobierno municipal de Chihuahua.

Por eso, con el fin de evitar la discrepancia y la defraudación fiscal, la autoridad endureció las medidas y procedimientos para la deducción de impuestos.

Ahora, los requisitos para la devolución de impuestos pueden variar atendiendo al tipo de erogación, pero los principales son los siguientes.

1. Estrictamente indispensables

Los gastos que se pueden deducir son los estrictamente indispensables para los fines de la actividad económica, tal como lo establece la primera parte de la fracción I del artículo 31, de la ley del ISR.

Por ello, es aconsejable buscar la asesoría de un contador que ayude a realizar un análisis muy fino sobre todos los gastos inherentes al giro del negocio, señaló Ríos.

2. Comprobantes fiscales

Para ser deducibles, los gastos deben hallarse amparados por Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) realizados con todos los requisitos técnicos, y con fecha de emisión durante el ejercicio fiscal que se declara.

3. Formas de pago 

Adicionalmente, el pago de los gastos superiores a dos mil pesos debe haberse realizado mediante alguno de estos medios:

  • Cheque nominativo del contribuyente (con la leyenda Para abono y cuenta del beneficiario)
  • Transferencia electrónica de fondos
  • Tarjeta de crédito, débito o monedero electrónico

4. Monto total 

Finalmente, el total de la deducción de impuestos no puede exceder ciertos límites. Por ejemplo, las deducciones personales deben ser inferiores a cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales, o bien, del 15 por ciento total de los ingresos.