Tiempo estimado de lectura: 5 min.

Las actuales condiciones del mercado obligan a las empresas a buscar la manera de ser cada vez más eficientes y rentables, lo cual debe ser el objetivo de la transformación digital.

Los discos de acetato almacenaban la música en señal analógica, los CD la almacenan en señal digital. Los videocasetes eran audio y video grabados en una cinta de manera analógica… los DVD son las mismas señales, pero almacenadas en formato digital. 

Al proceso de convertir señales analógicas a digitales se le conoce como digitalización.

El impacto de la digitalización en todos los aspectos de nuestra sociedad es algo innegable. Aunque el concepto de digitalización no es algo nuevo, la economía digital está entrando a una nueva era. Se presentan retos sin precedente para todas las empresas, especialmente para las pymes. 

Las herramientas digitales están invadiendo el medio ambiente de negocios. Están provocando cambios significativos en la manera en que trabajamos, nos comunicamos y vendemos. Lo anterior ha traído como consecuencia nuevas oportunidades y grandes retos. Se está obligando a una transformación digital en las organizaciones. 

Los discos de vinilo no sobrevivieron a los CD, los videocasetes no sobrevivieron a los DVD. Las pymes que no adopten la transformación digital en sus procesos será muy difícil que puedan competir y sobrevivir. 

El e-Business 

A las empresas que están adoptando la transformación digital de sus procesos de negocio se les conoce como e-Business. Este concepto representa el término electronic-business o negocio-electrónico en nuestro idioma. Se le hace referencia indistintamente como e-Business o e-Negocio. 

Es muy importante no confundir e-Business con e-Commerce o Comercio Electrónico. Este último término se refiere a la digitalización exclusivamente del proceso de venta. Es decir, a realizar la compra o venta de productos o servicio de manera electrónica a través de internet. 

La transformación digital de las empresas va mucho más allá del e-Commerce. Implica la digitalización de todos los procesos operativos y administrativos de la empresa. Pymes y e-Business se están convirtiendo en un referente de la empresa actual. 

En México, las autoridades obligaron a las empresas a la digitalización del proceso de facturación al hacer obligatoria la factura electrónica o Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).  

Así mismo, se ha obligado a la digitalización de los procesos de nómina electrónica y de contabilidad electrónica. 

Oportunidades y retos para pymes 

La digitalización puede extender el alcance de las empresas, mejorar la toma de decisiones de los dueños o administradores y acelerar la velocidad en el desarrollo de nuevos productos y servicios. 

Al mismo tiempo, la rápida adopción de tecnologías en todas las industrias está cambiando drásticamente modelos tradicionales de negocio. 

Las pymes necesitan diseñar su transición a e-Business con estrategias concretas que les permitan aprovechar las oportunidades y minimizar los retos que presenta la nueva e-Economía. 

Impacto de la e-Economía en las organizaciones 

La trascendencia de la economía digital reside en la transformación que está provocando en los negocios. Así mismo, en la transformación de modelos de negocio tradicionales que estaban bien establecidos. 

Netflix transformó completamente el negocio de renta de películas, llevando a la quiebra a grandes, medianas y pequeñas cadenas de renta de videos. 

Uber ha provocado una revolución en el negocio de transporte de personas, obligando a taxistas a tener que replantear su negocio. 

Sin embargo, el elemento más importante de los e-Business no es la tecnología. La tecnología es el canal mediante el cual está siendo posible la digitalización de los negocios. Son las personas, la gente que opera los procesos de negocio, la pieza fundamental en el rompecabezas de la transformación digital de las pymes. 

Los dueños y/o administradores se enfrentan al reto de asegurar que las tecnologías que se implementen en la empresa se reflejen en aumentos en la productividad de las personas. Así como en ventajas competitivas y la rentabilidad del negocio. Sobre todo, deben asegurarse que las soluciones tecnológicas hagan frente a los principales retos que tienen las pymes y los e-Business. 

Las necesidades 

Las pymes deben comprender que la transformación digital no es una moda impuesta por los proveedores de tecnología. Es el resultado de tres grandes fuerzas, las cuales impulsan esta transformación entre pymes y e-Business: 

1. La velocidad de comercialización 

El ciclo prospectación-venta-entrega debe realizarse más rápido que el de la competencia para poder ganar el mercado. 

2. La satisfacción del cliente 

Conocer el nivel de satisfacción de clientes en tiempo real permite realizar los ajustes requeridos y evitar su posible pérdida. 

3. La rentabilidad 

Los procesos de negocio deben realizarse de la manera más eficiente posible, minimizando costos para lograr mantener o incrementar utilidades. 

¿Por dónde comenzar?

Para el pequeño o mediano empresario que desea poner en práctica la transformación digital de su empresa, el primer gran obstáculo que enfrenta es la cantidad impresionante de soluciones tecnológicas que existen.  

Teclear la frase «soluciones digitales para pymes» en el buscador de Google arroja ¡10,500,000 de resultados! Por lo tanto, ¿por dónde comenzar? 

Un primer paso es entender que las soluciones digitales se pueden dividir en dos grandes enfoques: 

1. Hacia adentro de la empresa 

En este enfoque entran todas las soluciones digitales dirigidas a mejorar los procesos del negocio. El objetivo de este tipo de herramientas es hacer más eficiente a la organización. El principal ejemplo de este tipo de soluciones tecnológicas son los sistemas ERP. 

2. Hacia afuera de la empresa 

Aquí entran las soluciones digitales dirigidas a eficientizar las relaciones con clientes y proveedores.  

El objetivo de este tipo de herramientas es facilitar las interacciones con los externos. Ejemplos de este tipo de soluciones tecnológicas son los sistemas CRM para gestión de ventas y sistemas para la gestión de la cadena de suministros, además de los sistemas ERP para la administración. 

Una vez que se visualizan estos dos enfoques y, tomando en cuenta los seis retos mencionados con anterioridad, la pyme debe darle prioridad a las soluciones digitales que ofrezcan el mayor impacto positivo en el tratamiento de esos retos. 

Ya lo dijo Iván Pelayo, Vicepresidente Ejecutivo de Siemens Mesoamérica: “México sería la quinta economía del mundo si apuesta por la digitalización”. 

Este artículo fue originalmente publicado en la web del autor Inted Education.