Tiempo estimado de lectura: 3 min.

La sociedad de acciones simplificada (SAS) es un nuevo régimen para constituirte en persona moral, realizando el trámite completamente en línea y en un plazo estimado de 24 horas.

Diego Dueñas comercializa equipo deportivo desde hace varios años. Debido a su crecimiento, ya cuenta con varios socios que lo apoyan y le ayudan a manejar su negocio. Sin embargo, la empresa sigue registrada como persona física con actividad empresarial.

La desventaja para Diego es que todas las responsabilidades legales y fiscales recaen en él, cuando en la realidad ya comparte obligaciones y derechos con sus asociados. Además, es momento de ofrecer una cara más formal ante los clientes y proveedores.

Por eso, lo mejor en su caso es constituirse como persona moral.

Precisamente para incrementar el número de personas morales en el país, darle mayor formalidad a la actividad empresarial y proteger el patrimonio personal de los emprendedores, se creó el régimen de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) en México.

¿En qué consiste este régimen para los negocios?

La sociedad simplificada o SAS es un nuevo régimen societario que permite a una o más personas físicas constituir su empresa, a través de medios electrónicos, con todos los efectos legales y donde la intervención del fedatario público es opcional.

Este régimen es una opción para:

  • Emprendedores que necesitan constituir rápidamente nuevas empresas de baja facturación.
  • Micros y pequeños empresarios que estén constituido como persona física con actividad empresarial, y deseen continuar su actividad como persona moral.

Algunas de las ventajas del régimen de sociedad simplificada son:

  • No requieren de capital inicial.
  • La responsabilidad de los accionistas se encuentra limitada hasta el monto de sus aportaciones.
  • No están sujetas al requisito de contar con una escritura pública.
  • Se pueden transformar en otro régimen societario cuando lo deseen.
  • Las controversias entre accionistas pueden ser resueltas a través de la mediación y la conciliación.

El trámite

Cabe destacar que las personas morales en este régimen pueden facturar hasta 5 millones de pesos anuales. Más allá de este límite, deben modificar su tipo de sociedad.

Para constituir una sociedad por acciones simplificada, es necesario realizar estos trámites, sin costo, ante la Secretaría de Economía (SE):

  1. Solicitar autorización de la denominación de la sociedad, en línea.
  2. Obtener los estatutos sociales y generar un contrato social.
  3. Firmar electrónicamente, con la FIEL, luego de descargar el contrato social.
  4. Realizar la inscripción al Registro Público de Comercio, para que el sistema de la Secretaría de Economía genere la boleta de inscripción.

La Secretaría de Economía verifica:

  1. Denominación
  2. Nombre de los accionistas (puede ser una sola persona)
  3. Domicilio de los accionistas
  4. Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de los accionistas
  5. Correo electrónico de los accionistas
  6. Domicilio de la sociedad
  7. La forma y términos de suscribir y pagar las acciones
  8. El número, naturaleza y valor nominal de sus acciones
  9. Número de votos que tendrá cada accionista en virtud de sus acciones
  10. El objeto de la sociedad
  11. La forma de administración de la sociedad

Los requisitos

Los documentos y requisitos que es necesario reunir para constituirse como persona moral, a través de este régimen, son:

  1. Firma electrónica (e.firma) de todos los accionistas
  2. Que alguno de los accionistas cuente con la autorización de la denominación de la sociedad, que se puede obtener en línea
  3. Ingresos anuales que no excedan los 5 millones de pesos
  4. Que ninguno de los accionistas sea también accionista con toma de decisión en otro tipo de sociedad mercantil