Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Conoce los hacks de una buena estrategia de inbound marketing para aumentar significativamente tu base de compradores. 

Cuando una marca quiere darse a conocer, generalmente piensa en publicidad, pero no siempre en canales digitales y, por lo tanto, tampoco se piensa en inbound marketing.

Sin embargo, la forma de conectar con los públicos target está cambiando: hoy se elige consumir por distintos y múltiples canales.

Pensar en campañas para diarios, radio, TV o, incluso, en la vía pública (como el volanteo), ya no es recomendable como estrategia única, sin antes apostar por la cercanía y la confianza con el cliente. 

La manera en que los compradores eligen consumir está cambiando, por lo que las formas de llegar a ellos también deberían transformarse. Y una manera de lograrlo es a través del inbound marketing.

El auge de los canales digitales

Muchos de los nuevos comportamientos digitales que se adoptaron durante la cuarentena siguen estando presentes, lo que permite ver aumentos significativos en el comercio online.

Tan solo a modo de ejemplo, según el estudio Digital 2020 de We Are Social y HootSuite, la cantidad de usuarios de redes sociales creció en más del 10 por ciento durante este año, llevando el total global a 396 mil millones a principios de julio de 2020.

Lo novedoso no es el porcentaje, sino que por primera vez más de la mitad de la población mundial ahora usa las redes sociales. Este crecimiento representa una gran oportunidad para que las marcas puedan ofrecer valor, allí donde el comprador elige estar. 

4 pilares de una estrategia de inbound marketing

Desde la metodología inbound, la forma en que generamos confianza es, primero, dando valor para luego extraer valor. No al revés.

“Si pensamos estratégicamente, a través de inbound marketing es posible darse a conocer, aportar valor, conquistar y fidelizar clientes con tácticas asociadas al marketing digital, enfocadas en el canal donde los compradores pasan gran parte de su tiempo”, afirma Javier Goilenberg, CEO y co-founder de Real Trends.

Estos son 4 hacks para iniciar una estrategia inbound, o bien, optimizar los resultados de las que ya están en marcha:

1. Ofrece valor, con contenido de calidad y gratuito

Para generar el primer vínculo, es clave aportar y educar a los prospectos con información útil y valiosa para ellos, sin pedir nada a cambio, por lo menos al comienzo.

Puedes ofrecer contenidos que destaquen tu expertise como infografías, guías descargables, notas en un blog y posteos en redes sociales con posibilidad de interacción, entre otras opciones.

2. Evita ser invasivo para fidelizar a tus clientes

Esta estrategia se conoce como permission marketing y lo que busca es difundir un producto, servicio o marca, de manera no invasiva.

El objetivo es dirigirte a la audiencia que realmente le gusta o sigue tus redes sociales y lee tu contenido. Así, solo te estás comunicando con un grupo específico que está interesado en tu marca y vas a poder construir una relación a largo plazo con tus clientes a través de la confianza y la personalización.

Un detalle importante: en tus envíos de email marketing, mantén a la vista el formulario de salida de la lista de correo electrónico, para que todos puedan dejar de recibir tu material cuando quieran. Dales la oportunidad de elegir.

3. Genera un vínculo, no solo ventas

No pidas que te compren ahora, genera una relación con el cliente para que, cuando esté listo, pueda avanzar asumiendo ese nuevo nivel de compromiso: la compra. 

4. Ahora sí: ya puedes pedir algo a cambio

El objetivo de la fórmula inbound es comenzar dándole valor a tus clientes potenciales sin pedirles que te compren nada, aún.

Sea cual sea el contenido o valor que le estés brindando gratis, pídele por lo menos dos cosas: nombre y su email.

Adicionalmente, puedes solicitar otros datos que posiblemente sean relevantes para tu negocio, como el país y teléfono.

De cualquier manera, asegúrate siempre de contar primero con los avisos de privacidad correspondientes.

Con toda esa información, puedes ofrecer primero contenido gratuito, luego brochures de tu negocio y, como última etapa, buscar convertir esos prospectos en clientes. También, puedes optar por ofrecerles una asesoría personalizada para terminar de convencerlos.

Para profundizar en el tema, puedes acceder a esta guía descargable y a los materiales educativos y gratuitos de Real Trends, con información útil para escalar tu negocio en el mundo digital.