Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Mide la actividad de tus cuentas con 4 indicadores: rotación de inventarios, periodo promedio de cobro, periodo promedio de pago y rotación de activos totales, cuyas fórmulas nos comparte la economista Dolores Ortega.

Si quieres conocer qué tan rápido se convierten tus cuentas corrientes en ventas o efectivo, te recomiendo que hagas uso de los indicadores de actividad, además de las razones de liquidez que ya te compartía en un artículo anterior.

Para medir la actividad de las cuentas corrientes más importantes de tu empresa, el maestro Lawrence Gitman, nos recomienda utilizar 4 indicadores: rotación de inventarios y el promedio de las cuentas por cobrar y las cuentas por pagar, además de la eficiencia con la que se usan los activos totales.

En efecto, en la medida que tengas indicadores sobre tu situación financiera y de actividad, podrás corregir y tomar nuevas decisiones que allanen el camino de crecimiento de tu empresa. 

Ten en cuenta lo siguiente y no eches al saco roto, insisto, aprovecha a tu contador…Y si no tienes uno, ¿qué esperas para contratarlo?

1. Rotación de inventarios

Pues bien, el primer indicador a calcular es el de rotación de inventarios, que mide la actividad o número de veces que se usan los inventarios de una empresa.

Con este indicador, te darás cuenta qué tan rápido está moviéndose o, mejor dicho, vendiéndose tu producto en el mercado. Se calcula:

  • Rotación de inventarios = Costo de los bienes vendidos / Inventario

Y si quieres conocer la edad promedio de tus inventarios, es decir, el número de días promedio que se requiere para vender el inventario, sólo tienes que dividir el número de días que tiene un año, entre la rotación de inventarios.

2. Periodo promedio de cobro

En segundo lugar, hay que calcular el periodo promedio de cobro o edad promedio de las cuentas por cobrar. Es útil para evaluar las políticas de crédito y cobro que tienes implementadas en tu organización.

Se calcula:

  • Periodo promedio de cobro = Cuentas por cobrar / Ventas diarias promedio
  •   = Cuentas por cobrar / (Ventas Anuales / 365)

Con este indicador, te darás cuenta qué tan efectiva es o no tu política de crédito y cobro. Y plantear qué hacer al respecto.

3. Periodo promedio de pago

A continuación, calcula el periodo promedio de pago, o edad promedio de las cuentas por pagar. Es la otra cara de la moneda: qué nivel de cumplimiento o incumplimiento tiene tu empresa en el pago a sus proveedores.

Se calcula:

  • Periodo promedio de pago = Cuentas por pagar / Compras diarias promedio
  • = Cuentas por pagar / (Compras anuales / 365)

4. Rotación de los activos totales

Por último, nos recomienda calcular la rotación de los activos totales, con la cual te darás cuenta de la eficiencia con la que la empresa utiliza sus activos para generar ventas.

Se calcula:

  • Rotación de activos totales = Ventas / Total de activos

Cuanto mayor sea el valor de la rotación de los activos totales de tu empresa, significa que mayor es la eficiencia con la que se han usados sus activos. Es una medida importante para la administración porque indica si las operaciones de la empresa han sido eficientes financieramente.

La importancia del contador

Te recuerdo que los valores que necesitas para estimar las medidas de actividad, así como las razones de liquidez, provienen de los estados financieros que es capaz de elaborarte tu contador.

De nuevo, estima y reconoce los números en que se encuentra tu negocio. Nunca es tarde para empezar y corregir.