Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Es indispensable instaurar los indicadores estratégicos en nuestra empresa, como si se tratara de un tablero de control, escribe el equipo de helpi Coaching.

Lo que no se mide no se puede mejorar, nos dice una frase muy conocida en el mundo de los negocios.

Sin embargo, un gran porcentaje de las pymes navega a la deriva, solo siguiendo el viento y sus instintos, sin una brújula que les indique el camino a seguir. Gastan la mayor parte de su tiempo apagando fuegos aquí y allá, como resultado de las decisiones tomadas.

Y cuando les haces preguntas como ¿cuáles son tus ventas?, ¿cuál es tu utilidad neta?, ¿cuál es tu rotación de personal? o ¿cuál tu índice de crecimiento?, normalmente la respuesta siempre será la misma: “no sé”.

De aquí que los indicadores estratégicos sean la luz que puede dirigir nuestro negocio, porque al instaurarlos, tendremos la posibilidad de estarlos midiendo en el tiempo.

Las consecuencias de vivir sin indicadores

No conocer los indicadores estratégicos clave de nuestra organización, nos impide ver el estado de salud que guarda. Esto nos hace muy vulnerables y totalmente reactivos, lo cual incrementa nuestros costos de operación.

Haciendo una analogía con nuestra salud, sería como sentirnos mal sin determinar exactamente qué es lo que nos duele. Como entrar a una farmacia y tomar el primer medicamento que vemos, tomárnoslo y esperar que quite el malestar que sentimos…

En este caso, la probabilidad de acertar al medicamento requerido es muy baja. Por lo tanto, el riesgo de empeorar nuestra salud es muy alto, porque no estaríamos atacando la sintomatología con el medicamento correcto. O lo que es lo mismo: estaríamos errando en el remedio elegido. Sería como que nos doliera la cabeza y tomáramos un medicamento para la gripa.

Tipos de indicadores

Los indicadores estratégicos pueden ser tangibles e intangibles. Pero lo más importante es que estarán dando información para que tomemos las decisiones que mejor convengan al negocio.

Esto es como construir un tablero de control con semáforos que nos indican en tiempo real cada uno de los puntos vitales de la empresa. Por ejemplo:

Tabla de indicadores estrategicos para las pymes
Al contar con un tablero como éste, podremos saber en todo momento el estado que guarda el negocio.

Por lo tanto, de acuerdo con los semáforos podremos tomar las acciones preventivas o correctivas para la problemática que estamos viviendo. De esta manera, la probabilidad de tomar la decisión adecuada se incrementará para dirigirnos hacia las metas establecidas.

Cuando el semáforo marque verde, nos dice que vamos bien. Y si marca amarillo, nos está avisando de una posible contingencia en donde no tomar acción hará que la situación se agrave. Por último, cuando el semáforo este en rojo, nos alerta sobre una emergencia que -de no atenderse- se puede agravar hasta matar al negocio.