Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Junto con las razones de liquidez, el pronóstico de flujo de efectivo ayuda a tomar decisiones para mejorar la solvencia de los negocios.

La mayoría de quienes administran un negocio pueden decir, casi sin pensarlo, cuál es su flujo de efectivo actual. Sin embargo, para tomar decisiones y gestionar la empresa, este dato no es suficiente: es necesario anticiparse y estimar cómo cambiará la liquidez de la empresa a futuro.

Por eso, la disciplina financiera ha desarrollado varias herramientas para que los negocios puedan analizar su flujo de efectivo y proyectarlo, en función de los ingresos y egresos esperados por la compañía. En este artículo explicaremos dos de ellas: el pronóstico de flujo de efectivo y las razones financieras.

La importancia de conocer la liquidez

A diferencia de los ingresos, el flujo de efectivo abarca únicamente los recursos que se pueden disponer de inmediato. Es decir, que este rubro se refiere a la liquidez y no contempla los ingresos que no estén a la mano en el momento, como los pagos que realizan los clientes a través de tarjetas de crédito.

Además, el flujo de efectivo también es distinto a las utilidades, pues éstas se refieren a las ganancias obtenidas al final de un ejercicio. Por lo tanto, una empresa puede lograr un buen nivel de flujo de efectivo y, aun así, obtener pérdidas netas. Esto significa que, ante cualquier problema, puede perder la solvencia.

El pronóstico de flujo de efectivo

Esta técnica es definida por Camino Financial como “una proyección o estimación de la cantidad de dinero que la empresa recibirá y pagará durante un período específico en el futuro”. Y se puede realizar de manera semanal, mensual, trimestral o anual.

Algunas de las funciones de negocio que se pueden realizar con el pronóstico de flujo efectivo, son:

  • Planificar. Al conocer si la empresa necesitará fondos para continuar operando o si, de lo contrario, tiene recursos para invertir o liquidar pasivos.
  • Obtener un préstamo. En algunas instituciones financieras, se le pide a las pymes su pronóstico de flujo de efectivo para conocer su liquidez y capacidad de pago.
  • Tomar mejores decisiones. Con esta herramienta, el negocio puede tomar medidas correctivas que le permitan evitar una posible pérdida.
  • Dar mejor seguimiento a las cuentas por cobrar. El pronóstico de flujo de efectivo refleja cuando una empresa no está cobrando los pagos pendientes de sus clientes.
Un ejemplo de pronóstico de flujo

Éste es un ejemplo de pronóstico de flujo de efectivo semanal, proporcionado por la aceleradora de negocios Fluxs:

  Semana 1
Fuentes de ingresos Fecha
Ventas 10,000
Cobranza 20,000
Inversión 0
Rendimientos 0
Otros 15,000
Total de ingresos: 45,000
   
Gastos  
Nómina 12,000
Renta 3,000
Impuestos 7,000
Compras 8,000
Pagos de créditos 10,000
Otros 0
Total de gastos: 40,000
   
Flujo: 5,000

Fuente: Fluxs

Las razones de liquidez

Por otro lado, los cálculos o razones financieras que permiten conocer la liquidez son la liquidez corriente y la razón rápida, como se explica a detalle en el artículo “2 razones financieras para conocer tu liquidez”. Las fórmulas para obtenerlas son las siguientes:

1. Razón de liquidez corriente

Liquidez corriente = Activos corrientes / Pasivos corrientes

Este indicador mide la disposición de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de corto plazo, como el pago de nómina, proveedores, servicios, entre otros.

2. Razón rápida

Razón rápida = (Activos corrientes – Inventario) / Pasivos corrientes

Si ambas razones financieras de liquidez son inferiores a 1, es motivo de preocupación, apunta la economista Dolores Ortega. En tal caso, para mejorar la liquidez es importante implementar medidas que incrementen o mantengan el flujo de efectivo, o bien, reduzcan los gastos.