En México, 7 de cada 10 empleos se generan en pymes. Sin embargo, la inversión informal, corrupción y dificultades para desarrollar y adoptar nuevas tecnologías son retos cruciales para el entorno emprendedor.

Para muchos novatos en el mundo de las pymes, crear su empresa puede ser un proceso confuso y abrumador, ya que es necesario pasar por una serie de procedimientos legales para poder comenzar el funcionamiento adecuado de su empresa. A continuación te mostramos los 5 pasos esenciales para empezar.

1. Solicitud ante la Secretaría de Relaciones Exteriores

Con la solicitud en la Secretaría de Relaciones Exteriores, se sugieren cinco posibles denominaciones sociales para la empresa. ¿Qué es una denominación social? Es como el nombre identificador de la empresa, en el ámbito jurídico.

Lo usan para evitar que las empresas que ya existen se confundan entre ellas, ya que no hay ninguna denominación social igual a la otra

2. El acta constitutiva

La SRE ya dio el visto bueno a tu denominación social, ahora ¿qué sigue? Tienes que redactar tu acta constitutiva, la cual de cierta forma da vida a tu empresa.

El acta constitutiva es el documento que estipula el objetivo, tipo, administración y otra información importante. Una vez creada, se tiene que protocolizar el acta ante un Notario Público o corredor.

3. Inscripción ante el SAT

El SAT, o Servicio de Administración Tributaria, es el órgano gubernamental que se encarga de vigilar que todos los ciudadanos y empresas Mexicanas puedan realizar el pago de sus impuestos correctamente y a tiempo.

Es necesario registrar tu empresa en el SAT, ya que junto con el registro te entregan la cédula fiscal, que incluye el número de registro federal de contribuyentes (RFC).

4. Registro Público de Propiedad y Comercio

El siguiente paso es el registro ante el Registro Público de Propiedad y Comercio. Ahi inscribirás tu empresa y todos los bienes que la conforman, tanto inmuebles como objetivos. Para esto necesitarás tu acta constitutiva que redactaste en el segundo paso y tu RFC, que tramitaste en el paso tres.

5. Inscripción al IMSS

Una vez que hayas completado el paso anterior, es importante darte de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social, o IMSS.

Tendrás que darte de alta aunque tu seas el único empleado dentro de tu empresa, para que puedas hacer aportaciones personales a tus cuentas de seguridad social, y para evitar multas por parte del IMSS

Detalles Importantes

Recuerda que dependiendo del giro de tu empresa, existe la probabilidad de que tengas que hacer otro registro o inscripción en algún organismo adicional. Ya sea la Secretaría de Salud, la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente o el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, solo para mencionar los más comunes. También toma en cuenta los permisos municipales o estatales que puedas necesitar.

Finalmente, también es importante que recuerdes que todos los pasos tienen que hacerse en orden, porque en la mayoría de los casos necesitas el documento o trámite del paso anterior para poder encargarte del siguiente paso