Tiempo estimado de lectura: 4 min.

Para desarrollar una empresa, necesitas plantear un nicho de negocio específico y validar su demanda.

Encontrar el nicho de mercado es uno de los primeros pasos de cualquier negocio. En consecuencia, no es una decisión que puedas tomar a la ligera.

Por ello, compilamos algunos de los errores más comunes que cometen los emprendedores al elegir su nicho de mercado, así como los criterios y herramientas que puedes tomar en cuenta para evitarlos.

Errores al plantear tu nicho de mercado

1. Elegir un nicho demasiado amplio

Entre más amplio sea el nicho, más complicado resulta competir con marcas grandes y bien posicionadas.

2. Ignorar gustos personales

Si bien la rentabilidad es un criterio fundamental, no es aconsejable guiarse únicamente por él, dejando de lado los gustos personales.

3. Pasar por alto la demanda

Es común que los negocios quiebren porque la demanda del producto es escasa, o bien, porque no los esfuerzos de marketing fueron fallidos al no haber entendido el nicho de mercado.

3 criterios para elegir el nicho

Tomando en cuenta estos errores comunes, recopilamos tres reglas que debes considerar al momento de plantear tu idea de negocio y, dentro de ella, tu nicho de mercado.

1. Emprende en una pasión

Si bien los consejos sobre emprendimiento difieren en múltiples aspectos, todos comparten un elemento en común: lo primero que debes tomar en cuenta para desarrollar tu idea de negocio, son tus gustos personales y pasiones.

La propia explica Patricia Armendáriz insiste a los nuevos empresarios, que elijan una idea de negocio que conozcan bien, que dominen y sea de su gusto.

Además, emprender en una pasión tiene una virtud innegable: conocerás a fondo a tus consumidores y te será muy sencillo generar contenido para ellos, así como crear una comunidad, destaca Temo Valle, director del canal Activos de Valor.

2. Elige tu subnicho

Entre más especializado sea el nicho de mercado al que te diriges, mayores serán tus oportunidades de competir y posicionarte.

Mientras que un segmento de mercado es un grupo de personas con intereses o hábitos de consumo similares, el nicho de mercado es un subgrupo con características concretas.

Ahora bien, un subnicho o subcategoría es un grupo todavía más reducido, que comparte gustos o necesidades muy acotadas y distintas del resto.

Por ejemplo, dentro del nicho del fitness, se encuentran múltiples subnichos, como el crossfit, yoga, aeróbics, basquetbol, futbol o la calistenia. “Entre más específico seas, más sencillo será posicionar tu marca y vender”, explicó Valle.

Otro ejemplo está en el segmento de las mascotas, que se divide en múltiples nichos (alimento para perros, alimento para gatos, accesorios, atención médica…), a su vez expandiéndose en subcategorías (productos especializados por raza de perro, alimentos orgánicos, accesorios para concursos de raza o belleza canina, etcétera).

“Hay que empezar por lo menos, para ir creciendo a lo más”, aconseja el empresario.

3. Valida tu nicho de mercado

Finalmente, es indispensable conocer el nivel de demanda, con el fin de ubicar si el nicho de mercado está en crecimiento, madurez o, definitivamente, en declive.

Además de los análisis de mercado que puedes realizar, una herramienta gratuita para validar la demanda de un producto o servicio es Google Trends, a través del indicador de número de búsquedas mensuales.

  • Ingresa a Google Trends
  • Teclea términos de búsqueda relacionados con tu nicho (por ejemplo, plantas de ornato)
  • Teclea otros términos de búsqueda para comparar la popularidad de las búsquedas (por ejemplo, uñas gelish)
  • Asegúrate de precisar el país y entidad de la búsqueda

Si bien Google Trends no sustituye a un estudio de mercado, sí te proporciona una primera orientación sobre la demanda de un nicho de mercado, así como las palabras que utiliza la mayoría de la gente para referirse a él.