Tiempo estimado de lectura: 4 min.

En el 2021 el SAT contará con mayores mecanismos de fiscalización, aunque la llamada “ley big brother” fue descartada.

En el año que está por iniciar, los contribuyentes deberán ponerle lupa a su cumplimiento con el SAT, pues la reforma fiscal 2021 involucra medidas de fiscalización más severas.

De hecho, para la mayoría de los causantes, la miscelánea fiscal 2021 no crea nuevos impuestos ni plantea un incremento en la carga impositiva. Su principal novedad es que la autoridad ejercerá en mayor medida sus acciones de fiscalización.

Sin embargo, el mayor cambio regulatorio para las empresas todavía está por venir, cuando se discuta en febrero la reforma al outsourcing, que involucrará cambios en distintas leyes.

¿Quiénes pagarán más impuestos?

Dos grandes grupos de contribuyentes sí verán cambios significativos en su tributación de IVA e ISR durante el 2021:

  • Donatarias autorizadas
  • Plataformas electrónicas

Por un lado, en la Ley del ISR se amplían los causales de revocación para las donatarias autorizadas. Ahora, el SAT podrá retirar su autorización si detecta que la institución:

  • Destinó activos a fines distintos de su objeto social
  • No expidió CFDI que ampararan donativos recibidos
  • Percibió ingresos por razones distintas a sus fines, en una proporción mayor al 50 por ciento

Por el otro, la reforma 2021 también materializa la creación de los impuestos digitales y una serie de medidas de fiscalización para estas plataformas.

Si el SAT detecta la omisión de las declaraciones por un periodo de tres meses consecutivos, o se omite algún trámite del RFC, la sanción consistirá en el bloqueo temporal del acceso al servicio digital del prestador.  

Además, para las personas físicas que perciban ingresos en estos medios digitales, se aprobó el reemplazo de las tasas graduales de retención de ISR por una tasa fija para cada actividad, cuyo cuadro puede ser consultado en este artículo sobre plataformas digitales.

Principales cambios de la reforma fiscal 2021

1. Notificaciones fiscales

Para los contribuyentes en general, los cambios más relevantes son referentes a las notificaciones fiscales y a las cartas invitación, donde la autoridad ya puede indicar por este medio las inconsistencias detectadas.

Por ello, de hoy en adelante el causante debe atender estas cartas, como advierte IDC Online.

2. Norma antiabuso

Otro de los cambios es referente a la norma antiabuso, que establece facultades de presunción para la autoridad fiscal respecto a los actos que carezcan de una razón de negocios. Ahora, los efectos del artículo 5-A del Código Fiscal de la Federación sí podrán generar consecuencias en materia penal.

3. Asimilables a salarios

Los contribuyentes del esquema de salarios asimilados, que retengan más de 75 millones de pesos, tendrán que abandonar este esquema y tributar bajo su propio régimen.

4. Más fiscalización

En general, los contribuyentes enfrentarán más revisiones y medidas de comprobación. Incluso, la autoridad podrá negar la devolución de impuestos si no puede comprobar el domicilio fiscal.

5. Actas de visita domiciliaria

En las visitas domiciliarias, la autoridad ya no necesitará que la persona acepte la copia del acta para darle validez a esta diligencia, como se detalla en este compendio.

¿Qué quedó fuera?

Debido a los riesgos de inconstitucionalidad que representaba, la llamada “ley big brother” fue descartada de la reforma fiscal 2021. Es decir, que la autoridad no podrá utilizar herramientas tecnológicas para verificar los activos de los contribuyentes en sus domicilios.

La tentativa de fijar cuotas compensatorias para recaudar IEPS tampoco fue aprobada.

Para tener en cuenta…

En los primeros meses del 2021, el mayor cambio que se espera provendrá de la iniciativa para reformar el outsourcing. Esta discusión, que se postergó para febrero, implicará cambios tanto en las principales leyes fiscales como en el sistema de seguridad social.

Si bien se espera que genere importantes beneficios para la clase trabajadora, esta reforma del esquema de subcontrataciones implicará una mayor carga fiscal para los empleadores, por los impuestos laborales.

Otro de los temas de la reforma fiscal 2021 es la verificación de EFOS o empresas factureras, pues la autoridad plantea cada vez más medidas para restringir su campo de acción.

Al respecto, una recomendación de IDCOnline para los contribuyentes es que cuiden la materialidad en sus operaciones. Es decir, que cada CFDI emitido cuente con la clave del producto y la descripción tal como se indica en las guías de llenado del SAT.

De esta manera, de acuerdo con la reforma fiscal 2021, la autoridad podrá verificar en todos los casos que las operaciones amparadas sí fueron efectuadas.