Tiempo estimado de lectura: 3 min.

Este año, en particular, exige un balance distinto para definir los próximos pasos de tu negocio o tienda online. ¿Estás listo?

El comercio electrónico que vimos en 2020 sentará nuevas bases en la industria. Sin embargo, uno de los grandes desafíos al que se enfrentan las marcas es crear experiencias integrales conectando y combinando, de manera efectiva, todos sus canales, incluyendo la tienda online.

A modo de ejemplo, y para resaltar su importancia, el 86% de los compradores de El Buen Fin adquirieron algún producto o servicio durante la campaña combinando el canal físico y el digital, según la AMVO (Asociación Mexicana de Ventas Online).

Si bien la mitad de los compradores encuestados compraron casi exclusivamente online, el desafío no está únicamente en migrar el negocio al mundo digital, sino en brindar grandes experiencias de compra, independientemente del canal que el comprador esté utilizando. Para evaluar el rendimiento de tu negocio durante 2020 y prepararlo para crecer en 2021, desde Real Trends te proponemos responder las siguientes preguntas:

1. ¿Prioricé la experiencia de compra de mi audiencia?

El canal digital debe ser simple de recorrer e intuitivo para convertir. En este sentido, será fundamental contemplar la adopción mobile y la preferencia de los compradores por este medio. El mindset de las marcas debe abandonar al formato desktop como el único posible, si quieren estar a la altura de las expectativas y necesidades de sus compradores.

2. ¿Pensé de forma omnicanal?

Este concepto está cada vez más presente en la boca de los vendedores, pero aparenta ser difícil y caro. Esto es solamente un mito y el desafío está en comprender que el canal offline y el online no pueden estar disociados.

Cuando las marcas estudian y conocen las preferencias de su público target, pueden elegir dónde tener presencia y hacerlo de manera adecuada. Es clave recordar que ser omnicanal no implica estar en todos los canales, sino ser estratégico e interconectar todo el negocio. 

3. ¿Definí un presupuesto digital?

Cuando se habla de invertir en el canal online, no siempre se destina un presupuesto específico, sino que se calcula la inversión en base al retorno que genera. Si bien este es un camino posible, como buena práctica se recomienda crear un presupuesto que se adapte a los objetivos del negocio y no únicamente basarse en el retorno de la inversión. En este punto, puede ser crucial asociarse con una consultora especializada para entender cómo y hacia dónde invertir.

4. ¿Medí los resultados?

Contar con métricas que se adapten a cada negocio será una tendencia cada vez más presente. No se trata de medirlo todo, sino lo necesario para estudiar la efectividad, los puntos de dolor y los caminos de mejora. 

Enseñanzas del 2020 para la tienda online

La evolución del ecommerce en 2020 nos deja una enseñanza clave: llegó la horade pensar desde el lugar de los compradores digitales. ¿Qué hacen? ¿Cómo navegan? ¿Qué buscan? Para ello, podemos conversar con nuestra audiencia y preguntarles qué les gustaría que fuera diferente para que su experiencia sea verdaderamente satisfactoria. 

Espero que estas preguntas sirvan de puntapié para profundizar en una estrategia integral en 2021. Para apoyarte en ese proceso, visita Learning, la sección educativa de Real Trends, y conoce las tendencias del ecosistema digital, a través de recursos y materiales descargables para potenciar el alcance de tu negocio.